La prisión de Wad Ras y la de la Trinitat Vella cerrarán antes del 2027

Las dos últimas prisiones que quedan en la ciudad, la de la Trinitat Vella y la de Wad Ras, cerrarán antes de seis años. Los recintos, que durante décadas han sido centros penitenciarios, se convertirán en equipamientos y viviendas para los barrios. El Ayuntamiento de Barcelona ha cedido a la Generalitat de Catalunya dos solares en la Zona Franca para construir un centro penitenciario abierto, para presos en tercer grado, y un centro penitenciario para mujeres diseñado con perspectiva de género.

17/03/2021 13:34 h

Ajuntament de Barcelona

La cesión de los solares de la Zona Franca para el traslado de los dos equipamientos penitenciarios, de la Trinitat Vella y de Wad Ras, ha estado un tiempo detenida por la aparición de restos de metales pesados en el subsuelo de las dos parcelas, a causa de la actividad industrial que se desarrollaba. Estos espacios se descontaminarán para poder empezar las obras de los nuevos equipamientos penitenciarios.

Cierre de la prisión de la Trinitat Vella

El Ayuntamiento de Barcelona adquirirá el espacio de 20.000 m2 que dejará la antigua prisión por un precio de 6,64 millones de euros. En esta gran área se construirán 410 viviendas de protección oficial, 131 de las cuales se empezarán a edificar una vez los terrenos sean propiedad del Consistorio y se destinarán a las personas afectadas por el proceso de realojamiento.

La prisión de la Trinitat Vella se inauguró en 1964. A lo largo de sus 57 años de historia, se ha adaptado a distintos usos: primero acogió a mujeres; después, a jóvenes, y finalmente funcionó como centro abierto. Desde el 2009 está parcialmente destruida.

Wad Ras, la prisión más antigua de Cataluña

Construida en 1915, la prisión de Wad Ras se trasladará dentro de cuatro años a un centro nuevo, pensado y diseñado con perspectiva de género, que acogerá alrededor de seiscientas presas. El edificio actual se ha utilizado a lo largo de 106 años como centro de menores, prisión de mujeres y centro abierto, aunque fue diseñado inicialmente como una escuela reformatorio. Hoy es una prisión obsoleta.

Aprobación en el Plenario Municipal

El Plenario Municipal del mes de marzo ha aprobado el acuerdo entre el Ayuntamiento de Barcelona y la Generalitat de Catalunya para el cierre de las prisiones de la Trinitat Vella y Wad Ras y su traslado a la Zona Franca.

Etiquetas asociadas a la noticia

Noticias relacionadas