Obras para reducir el tráfico en Consejo de Ciento

La calle Consejo de Ciento se transforma para integrarse en la Superilla de Hostafrancs con el tráfico pacificado: a partir de abril, sólo habrá un carril de circulación de vehículos a motor y, en cambio, se ganará un carril bici bidireccional desde la calle Tarragona hasta Creu Coberta. Las obras, con un presupuesto total de 277.000 euros, empiezan por la instalación de nuevos semáforos en los cruces con las calles Béjar, Rector Triadó y Tarragona.

28/02/2019 08:00 h

Mupert

Del 4 al 22 de marzo se llevan a cabo las obras de instalación de los nuevos semáforos, que comportan la apertura de diversas zanjas en el tramo de la calle Consejo de Ciento entre Béjar y Rector Triadó. La más larga transcurre por la acera, sin afectar a la parada de autobús, pero están previstos los siguientes cruces en la calzada:
• C. Rector Triadó, en la parte montaña: corte por mitades los días 5 y 6 de marzo.
• C. Béjar: en la parte montaña, corte por mitades del 12 al 14 de marzo; en la parte mar, corte total durante el día, que dejará la calle sin salida.
• C. Consejo de Ciento con Béjar, lado Besòs: corte por mitades del 19 al 21 de marzo a partir de las 9.30 h.

La repavimentación de la calzada de estos 350 metros de la calle Consejo de Ciento tendrá lugar el 1 y el 2 de abril. Estos días no se podrá aparcar. El lunes se fresará el pavimento existente y el martes se pondrá el nuevo. Se trabajará por mitades, dejando un carril de circulación, pero a medio día, cuando los trabajos lleguen a Creu Coberta, la calle quedará totalmente cortada por unas horas. Durante las semanas siguientes se acabará de situar toda la señalización, piezas separadoras, pilones y resto de elementos.

En el lado mar de la calle Consejo de Ciento quedará un carril bici bidireccional, separado del carril de circulación por toda una hilera de aparcamiento de motos en semibatería. Se mantiene el carril de aparcamiento y servicios en el lado montaña de la calle.

Ésta es una de las actuaciones que se lleva a cabo para completar la Superilla del Triángulo de Sants-Hostafrancs, después de las reurbanizaciones en plataforma única de años atrás en las calles Forn, Ermengarda o Miquel Bleach. El año 2014 se constituyó el Grupo Impulsor de la Superilla y desde 2017 se ha estado trabajando de nuevo, con la participación de todo el vecindario, en una propuesta que permita mejorar la accesibilidad para los peatones en las calles que todavía no han sido pacificadas, evitando sobre todo el tráfico de paso por el barrio de Hostafrancs.

Etiquetas asociadas a la noticia

Noticias relacionadas