Nuevo simulador para saber a qué ayudas sociales se tiene derecho

En funcionamiento una nueva página web para que cualquier persona pueda conocer las ayudas sociales a las que tiene derecho de una manera anónima e independientemente de cuál sea la Administración que las gestiona.

21/12/2018 17:00 h

Ajuntament de Barcelona

El simulador de ayudas tiene que servir para dar más información y aumentar la transparencia; para desestigmatizar la demanda de prestaciones, ya que se puede consultar desde casa; y para facilitar el acceso a los diferentes tipos de ayudas. Esta herramienta parte del razonamiento de que hay personas que no acceden a las prestaciones públicas porque no están informadas de los derechos que tienen y de la complejidad de la tramitación de las ayudas.

La web funciona de manera anónima; y una vez introducidos los datos, el sistema calcula cuáles son las ayudas que se pueden solicitar en cada caso y una estimación del importe, y también explica cómo se efectúa la tramitación de cada ayuda.

En esta primera fase se han introducido prestaciones como el fondo extraordinario de ayudas de emergencia social de 0 a 16 años; ayudas de comedor escolar; rentas activas de inserción para parados de larga duración, para víctimas de violencia de género o para personas con discapacidad; la renta garantizada ciudadana, o las subvenciones de pago de alquiler.

En total, en todas las administraciones existen más de doscientas ayudas públicas. En una segunda fase está previsto incorporar la tarjeta rosa, bonos sociales de suministros energéticos, pensiones no contributivas, el subsidio de desempleo, las prestaciones a la Ley de Dependencia, entre otros.

Herramienta de inteligencia colectiva

Poner a disposición de la ciudadanía nuevas herramientas digitales de empoderamiento que mejoren la comunicación y saber utilizar de forma correcta los datos que genera el mismo sistema puede ayudar a consolidar una gestión diaria más eficiente y útil para los y las profesionales y también para las personas usuarias.

De acuerdo con 300.000 expedientes reales se ha creado una herramienta de inteligencia colectiva que agrupa las demandas, los problemas y los recursos disponibles para ayudar a los y las profesionales con respecto a la toma de decisiones. La finalidad es mejorar el día a día de los profesionales y que puedan liberar horas de tareas menos productivas.