El Ayuntamiento de Barcelona presenta sus avances sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible

29/03/2019 13:20 h

Jorge Luis Fuentealba Diez

 

La regidora de Relaciones Internacionales, Laura Pérez, ha presentado en el plenario del Consejo Municipal el informe sobre la aplicación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en Barcelona y ha lanzado una propuesta de trabajo para hacer posible que la ciudad los logre. Los 17 ODS configuran la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, que ha sido asumida por los 193 Estados miembros de Naciones Unidas y que ve en los gobiernos de las ciudades instituciones necesarias para lograr un desarrollo sostenible.

Para la regidora, los ODS “entroncan muy bien con la cultura organizativa del Ayuntamiento de Barcelona, ​​basada en el pensamiento estratégico, el abordaje integral de los problemas, la participación y la innovación”. En este sentido, ha recordado que en esta agenda internacional “tienen una presencia constante los principios de inclusión e igualdad, de los que deriva el mandato de no dejar nadie atrás”. Pérez también ha recordado que Barcelona puede jugar un papel importante en el impulso de la Agenda 2030, que a la vez es además “una oportunidad para relanzar la cooperación internacional, también en un ámbito tan complejo y tan necesario como la región euromediterránea, ahora que estamos cerca de cumplir los 25 años de la Declaración de Barcelona“.

Por otra parte, Pérez considera que no se trata solo una agenda municipal, sino de una agenda de la ciudad, “la de la Barcelona ambiciosa, valiente, inconformista y solidaria, contra la desesperanza, contra el cinismo y contra la regresión democrática y social“. En este sentido, la regidora ha abierto la puerta “a las alianzas, en el Ayuntamiento y con todos los sectores de la ciudad”.

El informe, que tiene 45 páginas más varios anexos y recoge la labor del grupo interdepartamental de trabajo sobre localización de los ODS que lidera la Oficina Municipal de Datos, concreta los cinco elementos clave de la hoja de ruta que el Ayuntamiento debería seguir para “localizar” los ODS:

1. La asignación de responsabilidades políticas y técnicas y la creación de una comisión con representantes de las principales áreas de gobierno, con el fin de hacer operativos y medir el desempeño de los ODS en los diversos sectores y territorios.

2. La alineación de las políticas municipales con la Agenda 2030, empezando por el plan de actuación municipal de mandato velando para que la acción municipal sea coherente y suficiente para avanzar de forma significativa hacia los ODS.

3. El seguimiento y la rendición de cuentas, con carácter anual como mínimo, a través de un informe específico que se presente al pleno municipal, a los órganos de participación y a la opinión pública. Será necesario disponer de un sistema de indicadores que permita medir el grado de avance de la ciudad respecto a los ODS, con visión comparada con otras ciudades.

4. La promoción de la implicación social y de la participación ciudadana en el entorno de los ODS, a través de la escuela, de la cultura y de los medios de comunicación; también a través de procesos y espacios de participación ciudadana, y de concertación entre el sector público, el sector empresarial y el sector asociativo.

5. El liderazgo municipalista, que implica reforzar la proyección de Barcelona en las redes de ciudades, pero también una legítima presión sobre el Gobierno de la Generalitat, el Gobierno Central y las instituciones europeas, para que colaboren con las ciudades en la implementación de los ODS, sin escatimar los ayuntamientos las complicidades, las competencias y los recursos que sean necesarios para conseguirlo.

Acceso al informe en el portal BCNRoc (en catalán)

Información de nota del Servicio de Prensa del Ayuntamiento de Barcelona