El campanario de los Santos Justo y Pastor, abierto al público

10/03/2015 14:37 h

Anna Soler Horta

La remodelación de la basílica ha permitido organizar visitas guiadas y descubrir un importante legado histórico y artístico. Bajo el pavimento de la iglesia se han encontrado restos arqueológicos del siglo VI, y en la cúpula de la capilla del Santísimo y de los Nuevos Mártires se han localizado pinturas de Josep Mirabent y Bartomeu Ribó de 1857.

Vídeo ‘El campanario de los Santos Justo y Pastor, abierto al público’

La basílica de los Santos Mártires Justo y Pastor es desde ahora un nuevo punto de interés histórico y artístico de la ciudad, después de que haya finalizado la remodelación del edificio. Las obras han permitido adecuar los espacios para ofrecer visitas guiadas, en el curso de las cuales los asistentes podrán pasear por las terrazas góticas, ahora descubiertas, y acceder a la parte superior del campanario, desde donde se puede disfrutar de unas espléndidas vistas de la ciudad.

Pero es en el interior donde las obras han permitido realizar unos hallazgos de gran valor histórico y artístico. A través de un pavimento de cristal, son visibles unos restos arqueológicos del siglo VI, que evidencian que San Justo ya se destinaba entonces al culto cristiano. Hay una tumba privilegiada, que seguramente es de un obispo, y una piscina bautismal de planta cruciforme donde un obispo administraba el bautismo, siempre a neófitos adultos.

La capilla del Santísimo y de los Nuevos Mártires también se ha reformado, y también escondía sorpresas. Gracias a las obras se han descubierto unas pinturas de Josep Mirabent y Bartomeu Ribó de 1857 que representan cuatro momentos de la pasión y la resurrección. La basílica está abierta todos los días de 11.00 a 14.00 horas y de 17.00 a 20.00 horas, para la oración y la misa. A partir de ahora también se ofrecen visitas guiadas.