Empiezan las obras del monumento a la prisión de mujeres de Les Corts

La prisión de mujeres de Les Corts fue un espacio de represión durante el franquismo, y cuando se cerró, en 1955, cayó en el olvido. En los últimos años la ciudadanía se ha movilizado para recordar a las mujeres que estuvieron cerradas en ese centro, muchas de ellas por sus ideas políticas. Ahora empiezan las obras de construcción del monumento a la prisión de mujeres de Les Corts, en el chaflán de la calle de Joan Güell con la calle de Europa.

07/08/2019 10:44 h

Ajuntament de Barcelona

En el 2014 ya se instaló en este espacio un monumento efímero, en respuesta a la reivindicación de la Plataforma Ciudadana por el Futuro Monumento en la Prisión de Mujeres de Les Corts, y ahora este monumento efímero se sustituirá definitivamente por el nuevo conjunto conmemorativo. Así, la ciudad recordará de forma permanente la existencia de la prisión y las historias de represión vinculadas a este centro penitenciario.

Del olvido a la memoria

Entre los años 1939 y 1955 el franquismo hizo de esta prisión de mujeres un espacio de reclusión, represión y muerte. En los primeros años, la prisión llegó a tener cerca de dos mil presas, muchas por cuestiones políticas, y más de cuarenta niños y niñas, que vivían en el centro en condiciones infrahumanas. Durante los años 1939 y 1940, además, once de las reclusas fueron fusiladas en el Camp de la Bota.

En octubre de 1955, por orden de la Dirección General de Prisiones, la prisión cerró, y las 263 presas, con diecinueve niños y niñas, fueron trasladadas a la prisión Modelo.

La rápida transformación del terreno que había ocupado la prisión hizo que esta cayera en el olvido, hasta que, años más tarde, un colectivo formado por ex-presas, familiares y diferentes entidades y asociaciones, tanto del distrito como de otras zonas de la ciudad, decidió movilizarse para recordarla, con un claro objetivo: construir un monumento en homenaje a las presas represaliadas en la prisión de mujeres de Les Corts.

Un monumento para el recuerdo

El equipo formado por Núria Ricart, profesora de bellas artes de la Universidad de Barcelona; Jordi Henrich, arquitecto, y Fernando Hernández Holgado, historiador y coordinador del proyecto “Espacio de memoria, monumento prisión de mujeres de Les Corts”, fue el ganador del concurso de ideas que se convocó en el 2017.

El proyecto, que se desarrolla en el chaflán nordeste de la calle de Joan Güell con la calle de Europa, vaciará todos los elementos urbanos para crear un espacio público de memoria integrado en el entorno urbano, por el cual se podrá pasear.

Sobre una base formada por un pavimento de basalto se colocarán seis grandes piedras de rompeolas, un símbolo de la represión franquista contra las mujeres, pero también una manera de reivindicar los derechos de las presas. Cada una de las seis piedras, además, ha sido transportada des de diferentes puntos del Estado español, en referencia al origen diverso y disperso de las presas.

Al lado de los grandes bloques se podrán leer unas inscripciones que explicarán qué fue la prisión de mujeres de Les Corts y aportarán información geológica y sobre la procedencia de las piedras.

Por otro lado, los tótems que hasta ahora configuraban el monumento temporal se convertirán en permanentes. Sobre sus caras se imprimirán dos fotografías icónicas de la prisión, y encima se podrán leer dos palabras: dones (‘mujeres’) y presó (‘prisión’). Además, un código QR permitirá acceder a un web que contiene voces y testigos y que permitirá conocer más a fondo la prisión y las experiencias de las presas.

Finalmente, en esta primera fase se marcará de forma provisional el perímetro que ocupaba la antigua prisión, donde ahora hay un conocido centro comercial.

Las obras costarán 202.696,04 euros, y están financiadas por la Concejalía de Memoria Democrática y el Distrito de Les Corts. Se prevé que finalicen a mediados de octubre.

Etiquetas asociadas a la noticia

Noticias relacionadas