En defensa del patrimonio industrial del Poblenou

05/07/2016 17:50 h

Míriam Pina García

El Distrito de Sant Martí tiene como prioridad la preservación del patrimonio industrial del Poblenou, ya que es parte de su legado histórico y realza el testimonio y la identidad del distrito mediante el urbanismo de edificios singulares. La conservación de este patrimonio arquitectónico también ha sido históricamente una reivindicación vecinal.

La Comisión de Patrimonio Industrial del Poblenou, reactivada recientemente y cuya función principal es velar porque el patrimonio industrial catalogado no se dañe y promover su conservación, ha elaborado un estudio en el que se incluye el patrimonio industrial del barrio donde se debe actuar. Se trata de 158 edificios, públicos y privados, que han quedado repartidos en cinco niveles de deterioro. Según el estado de cada espacio, se llevarán a cabo las tareas de rehabilitación pertinentes.

Elementos catalogados como urgentes

Hay ocho edificios a rehabilitar de manera urgente:

  • La Escocesa, en el que se harán actuaciones de consolidación en la nave Johnson y en la nave Foseco.
  • Can Ricart, donde se harán actuaciones para mejorar las medidas de seguridad de la nave Hangar y la rehabilitación del ala pendiente de actuación de la nave del Casal de Jóvenes.
  • Ca l’Alier, donde hay que rehabilitar la nave y urbanizar sus alrededores.
  • Can Felipa, que a pesar de ser un centro cívico actual y en uso, está en proceso de licitación con respecto al proyecto de restauración de fachadas.
  • La Flor de Maig, en el que hay un proyecto de fachadas aprobado y la licitación de obras en proceso.
  • Can Picó, donde hay que restaurar la nave, que será la sede de la cooperativa de trabajo e inserción social Biciclot.
  • La nave industrial modernista de la calle de Pujades, 97, que se ha de restaurar para desarrollar en ella un proyecto de inserción social para el reciclaje de equipos informáticos y electrónicos con la Fundación Trinijove.
  • La Casa de les Válvules, edificio en que hay que acabar la rehabilitación del conjunto patrimonial, que se comenzó con la restauración de la Torre de las Aguas, para instalar en este el Archivo Fotográfico del Poblenou.

Según el concejal de Sant Martí, Josep Maria Montaner, una parte industrial del patrimonio del barrio es industrial y tiene mucho que ver con la memoria obrera, popular, asociativa y del trabajo. “Queremos dar a estos edificios más fuerza de la que han tenido hasta ahora”, ha explicado Montaner.