Gabriel Casas, el fotógrafo del ángulo imposible

18/04/2016 08:23 h

Alba Rodríguez

El barcelonés Gabriel Casas fue uno de los fotoperiodistas más importantes y prolíficos entre los años 1920 y 1930. Casas fue capaz de dar dinamismo a sus instantáneas, por lo que se lo disputaron diarios e instituciones de la época.

El libro Gabriel Casas, 1892-1973: L’angle imposible recoge la obra de un fotoperiodista poco conocido, pero que marcó un antes y un después de este ámbito de la fotografía. Hay más de ciento cuarenta instantáneas históricas de temáticas muy variadas, entre las que destaca la Exposición Internacional de Barcelona de 1929. Pero también captó hechos deportivos diversos, la vida cotidiana de los barceloneses, retratos y, al final de su vida profesional, la fotografía industrial y el interiorismo.

Todas las fotografías, sin embargo, tenían una característica en común: eran modernas para la época, basadas en la Nueva Visión. “Mi padre consiguió dar dinamismo a unas imágenes que hasta entonces habían sido planas“, explica orgullosa su hija, Núria Casas, después de haber luchado toda la vida para poner de relieve y difundir el legado de su padre. “Fue de los primeros fotógrafos que hacía picados, contrapicados, y que conseguía ángulos diferentes. Creaba emociones”, concluye Núria.

Gabriel Casas también experimentó con el fotomontaje y creó diferentes carteles para conmemorar, por ejemplo, el primer aniversario de la proclamación de la República, un trabajo publicado en el diario L’Opinió (1932). En total, más de veintiséis mil archivos. Actualmente se puede consultar su vida y obra en línea en esta web.

Más Información