Herramientas para una gestión municipal ética, transparente y eficaz

En las Jornadas Transparencia y Buen Gobierno, celebradas el 29 y el 30 de mayo, el Ayuntamiento de Barcelona ha compartido las acciones que lleva a término para garantizar una gestión pública eficaz, eficiente, ética y transparente que responda a los nuevos retos democráticos de las ciudades. Es el caso del Código Ético y de Conducta, que se pretende aprobar en el Plenario de junio, el Buzón Ético y de Buen Gobierno y la web de Rendición de Cuentas.

31/05/2017 13:55 h

Ajuntament de Barcelona

Los cargos electos, políticos, directivos y eventuales tendrán que cumplir este código de conducta, elaborado con las aportaciones de los grupos municipales, la Oficina Antifraude, el Consejo de Ciudad y el Consejo Asesor para la Transparencia. El documento pretende evitar las puertas giratorias y detalla las malas prácticas y conflictos de interés que podrán sancionarse, como las incompatibilidades, los viajes y los gastos injustificados, la recepción de regalos, la concesión arbitraria de subvenciones y otros tratos de favor.

Además, el control de la acción pública está al alcance de todo el mundo a través del Buzón Ético, una herramienta informática que permite comunicar, si se prefiere de manera anónima, conductas contrarias a una gestión ética de la Administración y presuntamente corruptas. Hasta el 18 de mayo el buzón había recibido 235 comunicaciones, es decir, 13,8 a la semana. En total, 128 de estas comunicaciones las efectuaron personas que se quisieron identificar, mientras que 107 prefirieron utilizar el anonimato.

También se ha abierto, dentro del portal participativo Decidim Barcelona, la nueva sección Rendición de Cuentas, que irá ofreciendo instrumentos para que se puedan auditar la actuación, las decisiones y los compromisos del Ayuntamiento. De esta manera, la transparencia en la gestión pública se convierte también en una puerta abierta a la participación y la incidencia política de la ciudadana.

Evitar la corrupción

Las Jornadas Transparencia y Buen Gobierno, organizadas por la Oficina de Transparencia y Buenas Prácticas del Ayuntamiento de Barcelona, con la colaboración de la Oficina Antifraude de Cataluña y el Laboratorio de Periodismo y Comunicación para la Ciudadanía Plural (Universidad Autónoma de Barcelona), responden a la voluntad municipal de poner la ética y la transparencia en el centro del debate sobre los valores que tienen que regir la gestión pública.

En el acto de clausura, el teniente de alcaldía de Derechos de Ciudadanía, Participación y Transparencia, Jaume Asens, afirmó que la corrupción no son solo los casos más conocidos de malversación y financiación ilegal. “La opacidad, los sueldos de escándalo, la acumulación de privilegios y cargos o la distancia entre las decisiones políticas y la ciudadanía”, según Asens, “son formas de gobernanza que también son corrupción”.