Impulso al voto de las personas extranjeras que residen en la ciudad

La medida de gobierno "Mi ciudad, mi voto" tiene el objetivo de aumentar la inscripción en el censo electoral de las personas extranjeras con derecho de voto en las elecciones municipales. Actualmente, el porcentaje de personas que se inscriben es muy bajo.

26/10/2018 14:57 h

Ajuntament de Barcelona

Con esta medida se quiere conseguir que se doble el número de personas extranjeras que se inscriben en el censo de votación de la ciudad, que actualmente incluye a 20.300 personas.

Con esta finalidad, el Ayuntamiento desplegará una campaña informativa para poder llegar a la población comunitaria y extracomunitaria, que tomará forma con la página web censat. ddns.net, un portal digital para informar de acuerdo con la nacionalidad y las circunstancias del procedimiento de inscripción.

Asimismo, se elaborarán materiales visuales y audiovisuales en diferentes idiomas, se enviarán cartas informativas, se contactará con los consulados que tienen presencia en la ciudad para anunciarles la puesta en marcha de la iniciativa y pedir su colaboración, se llevarán a cabo presentaciones personalizadas en entidades, asociaciones y cámaras de comercio de los países con derecho de voto y, finalmente, estará disponible el teléfono gratuito de información a la ciudadanía, el 010, desde donde también se dará cita previa en caso de que se haga la solicitud presencial en la Oficina de Atención a la Ciudadanía (OAC).

Las cifras del voto extranjero en las municipales

En las elecciones municipales pueden votar las personas extranjeras procedentes de países comunitarios y también las que provienen de países extracomunitarios con acuerdo de reciprocidad. En los dos casos las personas han tenido que residir en el Estado durante más de cinco años.

Para hacer efectivo el derecho de voto, hace falta que estas personas estén inscritas en el censo electoral, un trámite que se tiene que efectuar antes de las elecciones, previstas para mayo del 2019.

En la ciudad, el número potencial de personas extranjeras que tendrían derecho de voto asciende a 106.000 personas. No obstante, en las elecciones del 2015 solo se registraron en el censo para poder votar 20.300 personas.

Con respecto a la población residente en Barcelona mayores de 18 años y proveniente de países comunitarios, solo el 17 % está inscrita en el censo electoral. El censo de las personas provenientes de países extracomunitarios con acuerdo de reciprocidad no se puede saber, ya que se tiene que crear de nuevo con cada convocatoria electoral.

La participación política, un derecho de la ciudadanía

La ciudadanía es una vía para llegar a la igualdad, y el derecho político es la clave para ello. La medida «Mi ciudad, mi voto» no pretende solo incrementar la participación extranjera en las elecciones municipales. Se trata también de una manera de demostrar el potencial de la ciudad para fomentar la participación política, la democracia formal y el sentimiento de pertenencia de las personas migradas que viven en la ciudad.

De esta manera, se quiere promover la democracia, servir de inspiración a otras ciudades para lanzar campañas similares, generar sinergias con otras campañas abanderadas por la sociedad civil y las entidades que piden el derecho de voto, y en un futuro, incorporar la opción de inscripción al censo electoral en el momento del empadronamiento, como parte del trámite ordinario de las OAC.

Etiquetas asociadas a la noticia