La acusación municipal impulsa la investigación judicial de la actuación policial del 1-O

Se cumplen dos años del referéndum del 1 de octubre, en el que la contundente respuesta policial dejó a más de mil personas heridas en toda Cataluña, un tercio de las cuales en la ciudad de Barcelona. Desde entonces el Ayuntamiento de la ciudad se ha personado en todas las causas judiciales abiertas y ha conseguido que se investiguen a todos los mandos del dispositivo policial.

30/09/2019 09:04 h

Ajuntament de Barcelona

[Consulta aquí todos los datos sobre la investigación judicial]

Desde que se abrió la primera causa judicial en el Juzgado de Instrucción número 7 de Barcelona contra la operación policial del 1 de octubre en la ciudad, 274 personas han formalizado denuncias. Su testimonio se añade a las aportaciones gráficas y los vídeos de la ciudadanía, que se recopilaron durante los meses posteriores a través del correo victimes1oct@bcn.cat.

Las pruebas han servido para que dos años después de los hechos se haya podido identificar a 90 agentes del Cuerpo Nacional de Policía que participaron en el operativo, 50 de los cuales están siendo investigados.

Se acusa a los policías de lesiones por agresiones, coacciones, desórdenes públicos cometidos por funcionarios, daños y delitos contra la integridad moral y contra los derechos individuales.

Todos los inspectores jefes de la operación, investigados

La acusación presentada por el Ayuntamiento sostiene que las actuaciones policiales, tanto en las 27 escuelas de Barcelona como en todo el territorio catalán, no responden a agentes descontrolados que actuaban por cuenta propia, sino que en todas ellas se repite un patrón de actuación, y, por lo tanto, o bien había un dispositivo diseñado para provocar el pánico y desmovilizar a la ciudadanía o bien el diseño del dispositivo fue erróneo.

Este hecho implica que se investigue a los ocho jefes de núcleo de la operación, que han sido citados a declarar los días 24 y 25 de octubre en condición de máximos mandos sobre el terreno en el dispositivo policial del 1 de octubre.

Un total de 22 causas judiciales abiertas

En la actualidad la causa principal contiene 27 piezas, que corresponden a las 27 escuelas de la ciudad, cada una con sus particularidades. Durante la instrucción se han llegado a cerrar 18 de las piezas por falta de vídeos e imágenes, por la imposibilidad de identificar a los agentes que actuaron o por considerar que la fuerza utilizada era proporcionada.

Ahora ya se han reabierto 14 de estas piezas gracias a los recursos interpuestos por la acusación popular ejercida por el Ayuntamiento de Barcelona. En total, pues, hay 22 causas judiciales abiertas, 4 piezas archivadas con un recurso presentado por el Ayuntamiento y una pieza archivada, que corresponde a la Escuela Tomàs Moro, de Nou Barris, en la que no se produjeron daños.

La respuesta municipal por los hechos del 1 de octubre

La misma tarde del 1 de octubre la situación de violencia generalizada por parte de la Policía Nacional en 27 escuelas de la ciudad provocó la movilización inmediata del Ayuntamiento. La Oficina por la No Discriminación (OND) e Irídia, el Centro por la Defensa de los Derechos Humanos, activaron un servicio de atención a las personas heridas y de apoyo jurídico.

Del 2 al 20 de octubre del 2017 el servicio atendió a cerca de trescientas personas, y gracias al apoyo jurídico y psicosocial 298 personas presentaron una denuncia en el Juzgado de Instrucción número 7 de Barcelona, que el 4 de octubre abrió diligencias de investigación en 27 piezas separadas.

Etiquetas asociadas a la noticia