La causa principal de la contaminación en Barcelona es el tráfico de vehículos privados

Los niveles de contaminantes de la ciudad superan desde hace dos décadas los recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS). El informe de evaluación de la calidad del aire presentado por la Agencia de Salud Pública de Barcelona pone de manifiesto que la mortalidad atribuible a la contaminación atmosférica está causada por una exposición continuada a los contaminantes generados por el tráfico que circula por Barcelona.

06/09/2019 15:29 h

Ajuntament de Barcelona

Según el informe de la Agencia de Salud Pública de Barcelona, en el 2018 la contaminación del aire provocó 351 muertes prematuras. Los vehículos motorizados generan el contaminante principal de la ciudad, el dióxido de nitrógeno (NO2), al que el 48 % de la población de la ciudad está expuesta habitualmente en unos valores superiores a los recomendados por la OMS.

Se calcula que desde el año 2010 un total de 3.749 personas han muerto en Barcelona a causa de la exposición continuada a partículas en suspensión de menos de 2,5 micras (PM2,5) en unos niveles superiores a los recomendados por la OMS. Por término medio son 424 muertes evitables cada año. Los principales efectos de la contaminación atmosférica en la salud se producen en el sistema cardiovascular y respiratorio. Estos efectos se agravan en colectivos vulnerables como las personas mayores, las mujeres embarazadas o los niños.

Los valores de la mayoría de los contaminantes están relacionados, en distintos grados, con el tráfico en la ciudad. Así, durante los días laborables, los registros de NO2 de las estaciones que miden la calidad del aire de Barcelona son más elevados que los que se registran durante los fines de semana. Aun así, el informe manifiesta que los sábados y los domingos los valores promedios de NO2, PM10 y PM2,5 son superiores a los que recomienda la OMS. Otros contaminantes como el ozono y las emisiones de óxidos de nitrógeno y compuestos orgánicos volátiles presentan valores más altos los fines de semana que los días laborables.

Medidas contra la contaminación

El impacto en la salud de una exposición prolongada a la contaminación es superior al impacto que puede provocar un episodio de contaminación por NO2 o PM10. Para reducir los contaminantes, además del protocolo de emergencia por contaminación que se activa cuando los niveles de NO2 o PM10 superan el valor límite estipulado, a partir de enero del 2020 una ordenanza municipal regulará la zona de bajas emisiones permanente, y el Ayuntamiento de Barcelona declarará la emergencia climática en la ciudad con un paquete de medidas urgentes en el ámbito de la movilidad, la vía pública, la gestión de residuos y las energías renovables.

Consejos para mejorar la calidad del aire de la ciudad

El Ayuntamiento de Barcelona recomienda a la ciudadanía que se mueva a pie o en bicicleta y que circule por las calles con menos tráfico, que utilice el transporte público y evite los desplazamientos en vehículo privado. Si no se tiene alternativa, se recomienda utilizar un coche compartido.

Por otra parte, se recomienda que se regule la climatización de los hogares y se aconseja a los ciudadanos especialmente sensibles a los efectos de la contaminación atmosférica que trasladen la rutina deportiva al momento del día en que las concentraciones de contaminantes son inferiores.

Etiquetas asociadas a la noticia

Noticias relacionadas