La cobertura de la ronda de Dalt, antes que ampliar la del Litoral

La cobertura de la ronda de Dalt urge porque permitirá conectar barrios fracturados, reducir la grave contaminación atmosférica y acústica que genera y recuperar espacio público para el uso de los vecinos y las vecinas. La alcaldesa, Ada Colau, ha solicitado por carta al ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, que atienda esta actuación prioritaria para la ciudad en lugar de doblar los carriles de la ronda del Litoral, como se anunció unilateralmente hace unas semanas. El primer tramo de cobertura se terminará en el año 2019.

03/02/2018 10:24 h

Redacció

La coordinación institucional, el diálogo y el consenso entre administraciones que han permitido acuerdos importantes, como la reordenación de usos del puerto de Barcelona, consensuada recientemente, se tiene que reforzar compaginando las actuaciones, y el Gobierno central debe tener en cuenta la agenda de la ciudad para dar respuesta conjuntamente a retos compartidos.

Así lo ha pedido la alcaldesa en una carta que ha enviado al ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, en la que ha solicitado su colaboración para que destine la inversión anunciada para la ampliación de la ronda del Litoral a la cobertura de la ronda de Dalt, una actuación prioritaria para la ciudad porque afectará el bienestar y la salud de muchos vecinos y vecinas.

Primer tramo cubierto: 2019

Los trabajos para cubrir el primer tramo de la ronda de Dalt, 180 metros que van desde el Mercado de la Vall d’Hebron hasta el puente de la avenida del Jordà, se reanudarán en marzo y durarán diez meses.

La actuación, que continuará los trabajos de la primera fase, incluye la construcción de los muros de apoyo laterales de la estructura de cobertura y la misma losa que cubrirá el tramo de la ronda, las salidas de emergencia, la sala técnica y las instalaciones del túnel. Los trabajos tendrán un presupuesto de 10.644.281,56 euros.

Los usos de la nueva zona de paseo y actividades que se recuperará para los vecinos y las vecinas se definirán en un proceso participativo iniciado en diciembre del 2017 y que acabará en abril. Las propuestas y consideraciones vecinales se recogerán en el anteproyecto, en el cual se concretará la urbanización del espacio.

Etiquetas asociadas a la noticia