La policía de barrio empieza a desplegarse en Nou Barris

La policía de barrio, una larga reclamación del vecindario y del tejido asociativo, se pondrá en marcha este mes de abril en Nou Barris. Trece agentes de la Guardia Urbana, que han recibido una formación especializada para potenciar su pericia operativa y relacional, pasarán a convertirse en el referente de cada uno de los barrios de este territorio. Se prevé que el despliegue en todos los barrios de la ciudad concluya a finales del año 2018.

07/04/2017 16:47 h

Ajuntament de Barcelona

El nacimiento de estos equipos de proximidad del cuerpo de la Guardia Urbana se ha escenificado en un acto de bienvenida y entrega de diplomas al que ha asistido a la alcaldesa, Ada Colau, acompañada de la concejala del Distrito de Nou Barris, Janet Sanz, el comisionado de Seguridad, Amadeu Recasens, y el jefe de la Guardia Urbana, Evelio Vázquez.

Colau ha explicado: “La policía de barrio es una demanda histórica de vecinos y vecinas y del tejido asociativo y comercial de la ciudad, para tener referentes de la Guardia Urbana en el territorio.” La alcaldesa ha añadido que para una ciudad global y compleja como Barcelona se trata de un “elemento clave para trabajar, preventivamente, en la seguridad y la convivencia en los barrios”.

Los equipos de la policía de barrio actuarán como interlocutores del cuerpo dentro del tejido asociativo y vecinal con un carácter de anticipación, coordinación, contención y recuperación social de los conflictos. Además, trabajarán de forma transversal con el resto de servicios públicos con el objetivo de dar la mejor respuesta a las demandas vecinales, además de garantizar los derechos de las personas y la convivencia ciudadana.

Trece agentes de Nou Barris han sido los primeros en recibir un curso de formación especializada que les ofrece conocimientos, herramientas y habilidades necesarias que potencien y amplíen su pericia, tanto en el contexto relacional como en el operativo y funcional. Estos programas de formación se extenderán progresivamente al resto de agentes de todos los barrios de Barcelona hasta que la policía de barrio esté presente en toda la ciudad a finales del 2018.

La policía de barrio es una de las líneas maestras del Plan Director de la Guardia Urbana, que tiene vocación permanente y revisable y responde a la voluntad de adaptar el cuerpo de policía barcelonés a las nuevas necesidades de la ciudad, para hacerlo más próximo, transparente y centrado en el territorio.