La supermanzana de Sant Antoni disminuye en un 82 % el paso de vehículos

El vecindario ha celebrado una fiesta para estrenar la segunda fase de obras de la supermanzana de Sant Antoni, que ha finalizado recientemente y que ya cuenta con unos primeros datos de balance positivos: menos contaminación del aire, menos ruido, menos coches y más vida en la calle.

16/12/2019 15:26 h

Ecologia Urbana

Por la supermanzana de Sant Antoni, que incluye las calles del Comte Borrell, Tamarit y el Parlament, se respira ahora un aire más limpio.

La contaminación se ha reducido un tercio con respecto a presencia de NO2 en el aire y han bajado un 4 % las partículas en suspensión (PM10).

La circulación es otro aspecto donde se ha mejorado notablemente. En la calle del Comte Borrell pasan un 82 % menos de vehículos, ya que han dejado de utilizarlo unos 6.000 —de los 7.216 a los 1.266—.

El aumento de peatones también es destacable, ya que ahora hay un 28 % más de personas que pasean diariamente, juegan y hacen actividades en la supermanzana. También hay menos contaminación acústica, de modo que se favorece el descanso de los vecinos y vecinas.

La fiesta de estreno del tramo final de la supermanzana de Sant Antoni, que contó con la presencia de la teniente de alcaldía de Ecología, Urbanismo, Infraestructuras y Movilidad, Janet Sanz, estuvo acompañada de una programación de actividades y talleres dirigida al vecindario del barrio.

Los comercios sacaron sus tiendas a la calle e hicieron talleres para niños y niñas y familias sobre jardinería sostenible, calidad del aire y movilidad. Además, tuvo lugar la tradicional escudella solidaria de navidad, acompañada de una actuación musical.