La V Feria de Consumo Responsable y de ESS se consolida concienciando sobre la emergencia climática

La feria se consolida entre el conjunto de actividades de Navidad, con cerca de 75.000 visitas y más de 130.000 euros en ventas, unas cifras similares a las del año pasado, aunque este año la feria ha durado tres días menos. Durante diez días han participado más de sesenta entidades, empresas y proyectos de economía social y solidaria (ESS) que han coorganizado más de cincuenta actividades, que se convierten en el retorno social de estas entidades a la ciudad y que también tendrán continuidad en la Semana de Consumo Responsable, que se celebra durante la segunda quincena de marzo.

30/12/2019 14:03 h

Ajuntament de Barcelona

El martes, 31 de diciembre, finaliza la quinta edición de la Feria de Consumo Responsable y de Economía Social y Solidaria, organizada por la Dirección de Servicios de Economía Cooperativa, Social y Solidaria del Ayuntamiento de Barcelona, que ha tenido lugar desde la tarde del 20 de diciembre en la plaza de Catalunya. Como ya es tradición desde el 2015, la Feria de Consumo Responsable y de Economía Social y Solidaria toma la forma de los mercados navideños centroeuropeos (casetas de madera) y pone el énfasis en adquirir productos que estimulen el consumo responsable por Navidad y durante todo el año, que sean de entidades de la economía social y solidaria de la ciudad (por lo tanto, proyectos que pongan las necesidades de las personas y del territorio en el foco de la actividad) y que sean productos de proximidad, de comercio justo, elaborados con energías renovables y prevención de residuos, es decir, que cumplan los principios del consumo responsable.

El teniente de alcaldía de Economía, Trabajo, Competitividad y Hacienda, Jaume Collboni, ha declarado: “La Feria de Consumo Responsable y de Economía Social y Solidaria tiene que ver con los objetivos que tenemos como ciudad, que demostramos también trabajando para el crecimiento inclusivo, con una economía sana y responsable con el entorno y la ciudad.” Collboni ha destacado: “Estos días en los que tanto se habla del cambio climático y tenemos la inmediatez de la implantación de la ZBE, también desde el ámbito económico tenemos que ser coherentes con el objetivo de lucha contra el cambio climático que nos hemos marcado como ciudad, y lo que estamos haciendo en la feria, el hecho de visibilizar esta parte de la economía que produce con este modelo inclusivo y socialmente sostenible y responsable, es una buena manera de luchar también en las fechas navideñas.”

Para el comisionado de Economía Social, Desarrollo Local y Política Alimentaria, Álvaro Porro: “La V Feria de Consumo Responsable y Economía Social y Solidaria es un acontecimiento que forma parte de la Navidad y que la ciudadanía espera”. Y ha explicado: “Este año le damos especial significado a la concienciación sobre la emergencia climática, en la que las ciudades estamos tomando el liderazgo de las acciones, y Barcelona, muy especialmente.” “La Navidad es claramente un momento de decisiones de consumo, y justamente el consumo está en la base del cambio climático”, ha añadido el comisionado.

La feria cierra con cerca de 75.000 participantes y 130.000 euros de ventas

La edición de este año, a pesar de haber reducido su duración a tres días menos que la Navidad pasada, iguala las cifras de años anteriores, con 75.000 participaciones (un 62 % de mujeres y un 38 % de hombres) en las 38 casetas y 130.000 euros en ventas en casetas y puestos de alimentación. Por primera vez, este año se ha valorado el volumen económico de las ventas que han obtenido las entidades participantes, que demuestran que la feria es un apoyo importante para el ámbito de la economía social y solidaria de la ciudad.

En este acontecimiento, fijado ya en el calendario navideño de la ciudad, se ha invitado a las personas participantes a disfrutar también del Polsim d’Estels y las actividades culturales y deportivas desarrolladas en el centro de la plaza por el Instituto de Cultura de Barcelona (ICUB) y organizadas con el apoyo de los ámbitos municipales de Comercio, Ecología Urbana y Deportes.

Consumo responsable, ciudad y planeta habitables

La feria de este año ha transmitido el mensaje de que con “consumo responsable hacemos una ciudad y un planeta habitables”, y de esta manera en torno a 1.000 hombres y 2.500 mujeres han participado en las dinámicas para descubrir prácticas para mitigar la emergencia climática. Así, se ha invitado a la ciudadanía a conocer las prácticas de consumo responsable visitando las 38 casetas y conociendo lo que las entidades llevan a cabo mediante la economía social y solidaria.

Una de las iniciativas invitaba a cada participante a rellenar una tarjeta (una semilla de cambio) y explicar acciones que se pueden realizar en la vida cotidiana para cambiar el consumo y no el clima. Con todas las propuestas, se ha construido colectivamente una exposición que se ha dado a conocer el martes, 31, en la clausura de la feria, como expresión de los propósitos del consumo responsable para el 2020.

Además, para la quinta edición de la feria, como en la edición anterior, se ha vuelto a trasladar a la plaza de Catalunya el Espacio Consumo Responsable, que habitualmente se encuentra en la Oficina Municipal de Información a la Persona Consumidora (OMIC). Este recurso municipal, inaugurado en marzo del 2018, se encuentra en la ronda de Sant Pau, 43, bajos, y tiene como función principal informar y sensibilizar sobre cómo practicar un consumo responsable.