Las licencias de obras, condicionadas a la estabilidad de los inquilinos

Los propietarios que quieran tramitar un permiso de gran obra o rehabilitación en edificios de viviendas tendrán que presentar una declaración responsable en la que se comprometan a realojar a los inquilinos legales durante los trabajos y a dejarlos regresar a casa cuando terminen las obras. Además, se establecen medidas para reforzar la seguridad de las infraestructuras y se dan facilidades para instalar placas solares en las viviendas.

29/06/2018 10:13 h

Ajuntament de Barcelona

El Plenario Municipal ha aprobado definitivamente la modificación de la ordenanza que regula los permisos de obras de rehabilitación de edificios de viviendas para incluir una serie de condiciones a las cuales se tiene que ajustar el otorgamiento de licencias con el fin de evitar los abusos del mercado, combatir la gentrificación e impedir la expulsión de vecinos y vecinas.

Los propietarios que quieran tramitar licencias vinculadas a la rehabilitación, la conservación y el derribo de una vivienda tendrán que presentar un plan de realojamiento que incluya el calendario de las obras, los datos de los inquilinos, un informe del Instituto Municipal de la Vivienda que avale la idoneidad de este plan y una declaración responsable en la que se comprometan a cumplirlo.

La modificación de la ordenanza, desarrollada de acuerdo con el marco jurídico vigente, quiere garantizar el cumplimiento de las legislaciones española y catalana, que reconocen el derecho de los inquilinos a un alojamiento provisional y a regresar a su domicilio en caso de obras.

La medida se suma a los cambios de planeamiento urbanístico en trámite en el Consistorio para que el 30 % de las viviendas de nueva construcción y de grandes rehabilitaciones sean protegidas y para ampliar en toda la ciudad el derecho de retracto y tanteo a fin de que el Ayuntamiento tenga preferencia en todas las operaciones de compraventa.

Más seguridad en grandes obras

Para tramitar las licencias de construcción de edificios nuevos, grandes rehabilitaciones y movimiento de tierras se requiere presentar un plan de auscultación del subsuelo para evitar movimientos de tierras y garantizar la seguridad del edificio, y una declaración responsable del promotor del proyecto en la que se comprometa a ejecutar este plan.

Impulso a las energías renovables

La tramitación para poder instalar placas solares térmicas y fotovoltaicas de pequeñas dimensiones, de menos de 7 metros cuadrados de superficie y menos de 5 metros cuadrados de superficie respectivamente, requerirá a partir de ahora una memoria técnica firmada por un instalador, y no un proyecto supervisado por un técnico.

El objetivo de este cambio es agilizar los trámites con el fin de incentivar el autoconsumo energético con instalaciones voluntarias de placas en terrados y cubiertas que aprovechen la energía solar.

Etiquetas asociadas a la noticia