Llamamiento a la alianza global desde las Naciones Unidas para combatir la emergencia climática

La alcaldesa, Ada Colau, llama a pasar de las declaraciones a la acción para hacer frente a la emergencia climática. En su intervención en las Naciones Unidas, ha solicitado una alianza global liderada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para hacer más efectivas las actuaciones y detener las políticas de especulación y de muerte.

25/09/2019 17:01 h

Ajuntament de Barcelona

Esta semana se ha celebrado en las Naciones Unidas la cumbre mundial sobre la emergencia climática, que reúne a los principales jefes de estado y de gobierno y a las grandes ciudades del mundo.

En el año 2050 se prevé que haya 140 millones de refugiados por el cambio climático, y actualmente las ciudades, que tienen pocos recursos, son las principales ejecutoras de las medidas para alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible acordados en la Agenda 2030, que cuenta con el compromiso del Ayuntamiento de Barcelona.

Ante de este escenario, la alcaldesa solicita:

  • Acelerar la agenda de acciones.
  • Una alianza estable de coordinación y financiación entre estados y ciudades.
  • Unas Naciones Unidas con soberanía real para liderar las actuaciones.
  • Un cambio en el modelo económico actual, especulativo y depredador.

Barcelona, ciudad invitada

Las Naciones Unidas han invitado a Barcelona a esta cumbre en reconocimiento de las políticas que se desarrollan en la ciudad para hacer frente a la emergencia climática y luchar contra la contaminación.

El próximo año se decretará la emergencia climática en la ciudad. Para hacerle frente, el Gobierno municipal activará este otoño un paquete de medidas urgentes que incluye los ámbitos de la movilidad, el urbanismo, los entornos escolares, la energía y la gestión de residuos.

Además, el 1 de enero de 2020 se implementará la zona de bajas emisiones permanente, que prohibirá la circulación a los vehículos más contaminantes. La medida afectará a 125.000 vehículos en los próximos cuatro años y permitirá reducir en un 30 % las emisiones de NO2, que son la principal fuente de contaminación atmosférica y cada año provocan la muerte prematura de 350 personas.

Etiquetas asociadas a la noticia

Noticias relacionadas