Más apoyo al tejido cultural de la ciudad frente a la COVID-19

El sector cultural recibe el segundo paquete de medidas desde el inicio de la crisis de la COVID-19. Se trata de once iniciativas trabajadas con los sectores culturales con el fin de reforzar las redes de apoyo y acompañamiento y la ayuda directa, con una edición única del Grec Festival como plato principal.

15/05/2020 17:21 h

Ajuntament de Barcelona

El 18 de marzo, cuatro días después de que se declarara el estado de alarma en España con motivo de la COVID-19, se presentó el primer paquete de medidas urgentes destinadas al sector cultural con el fin de responder a la situación.

El nuevo paquete de medidas, diseñadas como resultado del diálogo del Consistorio con el sector cultural, dirigen la atención a la creación de redes de apoyo y acompañamiento, más ayudas directas y el refuerzo y la adaptación de programas culturales existentes. De esta manera se quiere revitalizar la cultura desde la base. En total, desde el inicio del estado de alarma, se habrán destinado 4,5 millones de euros al impulso de la cultura de la ciudad.

Medidas de ayuda directa para nuevos proyectos

Se destinará una subvención extraordinaria de 300.000 euros a nuevos proyectos en clave reproductiva y de innovación. Este recurso económico está pensado para potenciar proyectos en un escenario posterior a la COVID-19. La convocatoria se abrirá en el mes de junio y permitirá solicitar la ayuda para nuevos proyectos e iniciativas que ayuden a dibujar un escenario de futuro.

Podrán presentarse proyectos de diferentes categorías, como nuevas acciones de contexto, de investigación, de laboratorio, de capital social o proyectos de creación. Encontrarás más información en este enlace.

Para impulsar la adaptación de espacios culturales a los requerimientos de seguridad que se establezcan después de la COVID-19, también se activará una subvención extraordinaria de 200.000 euros. La subvención está pensada para salas de cine, librerías, galerías de arte y comercio cultural en la ciudad.

Por otra parte, el Consistorio habilitará espacios públicos con el objetivo de reactivar la música en directo en la ciudad. La iniciativa, que lleva por nombre Proyecto Sala Barcelona, adecuará espacios públicos con las infraestructuras necesarias para ponerlos a disposición de salas de conciertos, artistas y festivales durante los meses de verano.

Medidas para revitalizar la cultura de base: un Grec Festival cien por cien de Barcelona

El paquete incluye medidas para potenciar o reforzar programas culturales ya existentes, como la ampliación de los que vinculan cultura y educación (En Residència o Tot Dansa), o los de fomento de la cultura en la calle (Músics al Carrer, que de momento incluirá diez puntos nuevos en Ciutat Vella). Por otra parte, la Sala Barts se convertirá en la nueva Casa de la Música de Barcelona, un espacio en el que se programarán propuestas para el fomento de los sectores más vulnerables.

Pero el plato fuerte será para el Grec Festival, que mantendrá el presupuesto de 3,3 millones de euros pero que, no obstante, lo protagonizarán las compañías locales, con unas ochenta propuestas (50 coproducciones locales, 15 espectáculos cancelados durante estos meses de confinamiento y 15 más de fuera de Cataluña e internacionales).

Los espectáculos del Grec Festival tendrán un precio único de 15 euros y un precio reducido de 5 euros para los espectáculos familiares, y buena parte de la actividad se concentrará en el Teatre Grec, en el Teatre Lliure, en el Mercat de les Flors y en el TNC.

Las condiciones establecidas por las autoridades sanitarias determinarán el aforo de los espectáculos en los teatros, y diferentes museos se sumarán, por primera vez, al Grec Festival. Además, la edición de este año servirá como escenario de pruebas para nuevos formatos en línea, con la emisión de espectáculos en directo y en diferido.

Medidas de apoyo y de acompañamiento

La oficina Tiquet Rambles se transformará en un nuevo espacio de acogida destinado a dar apoyo y asesoramiento al tejido cultural de la ciudad. Aunque la ejecución de la Oficina Ciudadana de la Cultura se alargará hasta septiembre del 2021, en esta fase inicial ya ofrecerá asesoramiento sobre subvenciones y otras ayudas municipales, y atención personalizada sobre las medidas establecidas en el plan de choque.

Por otra parte, el Instituto de Cultura de Barcelona pondrá en marcha, en otoño, una plataforma pública que debe convertirse en un espacio virtual al servicio del tejido artístico local. En esta plataforma se recogerán iniciativas públicas y privadas para dar apoyo a los nuevos formatos que surjan a raíz de la crisis sanitaria.

Finalmente, se desarrollarán acciones de promoción e información con el fin de reactivar la actividad cultural y el consumo de cultura en los barrios, a través de una campaña comunicativa y un web de apoyo a la cultura que se pondrá en marcha el 18 de mayo.