Más recursos para combatir la precariedad laboral de las mujeres

Se presenta una medida de gobierno de economía feminista para mejorar las condiciones económicas, sociales y laborales de las mujeres trabajadoras en los empleos más feminizados y precarizados de la ciudad.

16/03/2021 12:49 h

Ajuntament de Barcelona

Con un presupuesto de 1,2 millones de euros y un paquete de 68 actuaciones, la nueva medida de economía feminista amplía los mecanismos municipales para defender el derecho laboral de las mujeres, especialmente en los sectores más feminizados y precarios, como el trabajo del hogar y de los cuidados, la limpieza, el textil, la atención al público, la acción social y la estética y el bienestar.

El documento incluye una hoja de ruta que se aplicará durante los próximos tres años y que se despliega en diez objetivos estratégicos:

  • Velar porque el impacto de la COVID-19 no empeore las condiciones de los empleos más precarizados y feminizados de la ciudad.
  • Fomentar una contratación más estable y segura.
  • Combatir el suelo pegajoso fomentando oportunidades de trayectorias profesionales y el enriquecimiento del trabajo. Las mujeres se enfrentan a más dificultades para acceder a puestos de trabajo de responsabilidad, un fenómeno que se conoce como «suelo pegajoso».
  • Promover una buena organización del tiempo y una conciliación corresponsable.
  • Luchar contra el acoso y las violencias machistas.
  • Combatir la informalidad y la desprotección social.
  • Promover el reconocimiento social de los empleos más feminizados y precarizados.
  • Fortalecer la autoorganización y la representación de las trabajadoras.
  • Hacer frente a los riesgos laborales no protegidos.
  • Combatir el impacto de los factores de desigualdad que interseccionan con el género.

Entre las 68 actuaciones que recoge la medida de gobierno de economía feminista, están:

  • El fortalecimiento de los puntos de defensa del derecho laboral.
  • La intermediación de Barcelona Cuida para fomentar la contratación digna de trabajadoras del hogar y de los cuidados mediante una plataforma web.
  • El establecimiento de un sistema de becas de formación en escuelas de diseño textil para mujeres en situación de precariedad.
  • El refuerzo a proyectos de corresponsabilidad de los cuidados, como la iniciativa empresarial «Corresponsabilitza’t» o el servicio de canguro municipal «Concilia«.
  • La realización de talleres de empoderamiento para combatir el acoso laboral.
  • La elaboración de un código ético antimachista para las ferias y los congresos de la ciudad.
  • El apoyo a la creación de una asociación profesional de trabajadoras de los cuidados.
  • La creación de una línea de atención telefónica para atender problemas relacionados con el ámbito psicosocial.
  • La descentralización del servicio municipal Barcelona Cuida y su adaptación a la diversidad lingüística y cultural de las trabajadoras del hogar y los cuidados.

Etiquetas asociadas a la noticia

Noticias relacionadas