Más visualizadores e inspectores contra los alojamientos turísticos ilegales

El cuerpo municipal de visualizadores de viviendas de uso turístico (VUT) ilegales está formado por 40 personas, el doble que las que iniciaron esta tarea el verano pasado en el marco del plan de choque contra esta actividad no reglada. Esta medida, que viene acompañada de la dotación de más y mejores recursos para este cuerpo, se completará con la ampliación del equipo de inspección de 20 a 34 personas.

11/05/2017 17:33 h

Ajuntament de Barcelona

El refuerzo permitirá dar un nuevo paso adelante en la tarea de identificación de pisos e incrementar la eficiencia y eficacia contra la oferta de alojamientos que operan al margen de la ley. En este sentido, la teniente de alcaldía de Ecología, Urbanismo y Movilidad, Janet Sanz, ha definido como esencial la tarea de los visualizadores y ha afirmado que, con la ampliación de efectivos, se pasa «de un plan de choque a un plan de ciudad, estable y permanente, para actuar de manera segura y solvente para gobernar el turismo».

Además de la ampliación de efectivos, se ha habilitado un local de uso exclusivo para estos cuerpos y se les ha dotado de nuevas y mejoradas herramientas de gestión como teléfonos inteligentes y herramientas de mapeo, y también se ha optimizado la araña, el programa de búsqueda y detección de anuncios de apartamentos turísticos en las diferentes plataformas.

Según un estudio encargado en el marco del Plan Estratégico de Turismo, el número total de las viviendas de uso turístico (VUT) en la ciudad es de 15.881, 6.275 de las cuales no tienen licencia. Sanz ha asegurado: «No escatimaremos ni un solo recurso para detener los alojamientos ilegales, que crean problemas de convivencia, hacen encarecer los precios de las viviendas y echan a las vecinas y los vecinos de sus barrios.»

De enero del 2016 al mes de abril de este año, se han abierto unos 5.490 expedientes disciplinarios, la mitad de los cuales son sancionadores, y se han emitido 2.015 órdenes de cese a pisos que operaban sin la correspondiente licencia. Los recursos recaudados a través de estos conceptos se dedicarán a políticas de vivienda pública.

La puesta en marcha del plan de choque ha incentivado la participación de la ciudadanía y ha hecho crecer el número de denuncias a VUT ilegales recibidas a través de la web y del teléfono habilitados de las 39 del año 2015 a las 2.784 registradas durante el 2016. En los cuatro primeros meses del 2017 ya ha habido 560 denuncias ciudadanas.

La tarea de los visualizadores, clave

Los visualizadores se encargan de comprobar a pie de calle si las direcciones que figuran en las ofertas de las web intermediarias corresponden a alojamientos concretos y entrevistan a turistas y vecinos para obtener direcciones de posibles pisos que operan sin licencia. También efectúan buscan los alojamientos que publican licencias falsas, tanto repetidas como inventadas, y realizan un seguimiento para comprobar que las VUT ilegales ya localizadas que han manifestado la voluntad de adecuarse a la legalidad y han sacado los anuncios de las plataformas lo hayan hecho realmente.

La ampliación del cuerpo de visualizadores está incluida en los acuerdos entre el Gobierno y el grupo municipal de ERC en el marco de la aprobación del Plan Especial Urbanístico de Alojamientos Turísticos (PEUAT) y forma parte de otras medidas, como la mesa de trabajo con las plataformas de alquiler vacacional, creada recientemente.

Más Información