La limpieza y la gestión de residuos mejoran gracias a la concienciación y las buenas prácticas ciudadanas

En el segundo año de la campaña de sensibilización ciudadana para fomentar las buenas prácticas con respecto a la limpieza y el reciclaje, todos los indicadores recogen mejoras en relación con el año anterior. A lo largo del año se ha efectuado un seguimiento de los 256 puntos críticos identificados en Barcelona con el objetivo de adecuar el servicio y conocer las causas de la falta de limpieza de estos puntos.

08/02/2019 16:15 h

Redacció

Con respecto al 2017, todos los indicadores analizados de la campaña de sensibilización han mejorado tanto con respecto a los hábitos de la ciudadanía como los de los comercios. A lo largo del 2018, un equipo de 20 informadores ambientales ha visitado 5.062 comercios y ha dado información a 33.784 personas. El trabajo a pie de calle de los informadores ha permitido estudiar el estado de la limpieza de las calles y las plazas de Barcelona y efectuar un seguimiento diario de estas.

La campaña impulsada por el Ayuntamiento de Barcelona se ha centrado en dos líneas de trabajo. Por una parte, el seguimiento diario de los 256 puntos críticos —identificados por los servicios municipales, los distritos y el vecindario— con problemas de limpieza, con contenedores desbordados o con presencia de muebles viejos fuera del horario de recogida, entre otros. Por la otra, se han llevado a cabo acciones concretas con el vecindario, los comercios y las entidades de los barrios para fomentar las buenas prácticas en cuestiones como la tenencia y la higiene de los perros, la utilidad de los puntos verdes, la separación de la materia orgánica o el horario de recogida gratuita de los muebles viejos en la calle.

Entre las buenas prácticas de la ciudadanía destaca la mejora de la recogida y limpieza de orines de los perros por los propietarios y la mejora del conocimiento para reducir el volumen de residuos y para separar la basura por fracciones.

Con respecto a los comercios, el número de establecimientos que no realizaban correctamente la gestión de residuos ha disminuido en un 86 %, y ha pasado de 1.177 a 159. También ha mejorado la recogida del papel y cartón comercial en un 35 %.

Con respecto a los puntos críticos, ha mejorado la limpieza en un 68 % gracias a la participación e implicación del vecindario y a la adecuación del servicio de limpieza a las características de estos puntos.

La campaña de sensibilización continuará este año con la definición de zonas de atención especial para adecuar los servicios de limpieza a las necesidades de cada una.