Nace la Mesa de Municipios con Escuelas de Segunda Oportunidad

Los consistorios con centros de nuevas oportunidades han creado un grupo de trabajo para elaborar un documento y reclamar a la Generalitat una normativa específica que permita regular estos centros orientados a jóvenes que ni estudian ni trabajan para ayudarlos a incorporarse al mercado laboral con una formación especializada.

06/05/2019 16:42 h

Ajuntament de Barcelona

Los ayuntamientos que se integran en el grupo de trabajo son el de Barcelona, L’Hospitalet de Llobregat, Cornellà de Llobregat, Sant Boi de Llobregat, El Prat de Llobregat y Sant Adrià de Besòs. También han participado en el primer encuentro la Asociación Española de Escuelas de Segunda Oportunidad y la Fundación El Llindar, entidad puntera en la creación y gestión de este modelo de escuela.

Los consistorios celebrarán en otoño una jornada de trabajo ampliada con el fin de elaborar un documento de trabajo que se trasladará al Departamento de Educación de la Generalitat, como Administración competente en materia de educación, para que elabore una normativa específica, ya que actualmente no existe ninguna.

El encuentro también servirá para proponer modificaciones para incrementar los recursos y evitar el abandono del sistema educativo de los chicos y chicas en situación de vulnerabilidad.

Escuela de segundas oportunidades en la ciudad, a partir del próximo curso

El próximo curso abrirá sus puertas la primera escuela de segundas oportunidades de titularidad pública en Barcelona, en el antiguo CAP del barrio de Navas (Sant Andreu). Se trata de un nuevo servicio socioeducativo orientado a escolarizar a jóvenes que ni estudian ni trabajan para ayudarlos a incorporarse al mercado laboral con una formación especializada.

Las obras de rehabilitación del edificio terminarán este verano, y, una vez acabadas, el equipo de profesionales se instalará en él para poder comenzar las clases en setiembre. El nuevo curso empezará con un total de treinta jóvenes.

La escuela será gratuita y podrán acceder jóvenes de entre 16 y 25 años que hayan abandonado los estudios sin el graduado de la ESO o que tengan el graduado pero hayan dejado de estudiar. Para cada uno de ellos se hará un itinerario personalizado de dos años de duración de acuerdo con su perfil, necesidades e intereses, y tendrán un tutor de referencia durante el proceso de formación y de inserción laboral.

Etiquetas asociadas a la noticia

Noticias relacionadas