Nuevo Plan de Usos para que Sant Antoni sea del vecindario

La rehabilitación del Mercado de Sant Antoni y la superisla del barrio marcan la agenda del futuro Plan de Usos para prevenir los efectos de la gentrificación. La prioridad es limitar la apertura de nuevos establecimientos y comercios que puedan afectar tanto la singularidad del barrio como el comercio de proximidad o los espacios de ocio.

23/02/2018 14:54 h

Ajuntament de Barcelona

VIDEO. Gerardo Pisarello: “Queremos que el vecindario disfrute del mercado y de la superisla, y que #SantAntoni siga siendo Sant Antoni.”

 

El Mercado de Sant Antoni y la superisla

El objetivo del Plan de Usos es anticiparse a los posibles efectos derivados de la rehabilitación del Mercado de Sant Antoni y de la implantación de la superisla, dos acciones enfocadas a dinamizar el comercio de proximidad característico y hacer del barrio un espacio para las personas en lugar de los coches. Las fincas cuyas fachadas dan a la Gran Via de les Corts Catalanes y a la avenida del Paral·lel, excepto las de la manzana de las calles del Parlament y de Viladomat, quedan fuera de la regulación del Plan de Usos.

Limitación de la apertura de nuevos establecimientos

La posible proliferación de otros tipos de establecimientos que puedan amenazar la singularidad de Sant Antoni queda restringida con medidas orientadas a limitar e incluso prohibir la apertura de restaurantes, bares, tiendas de degustación, autoservicios, bodegas, locales musicales y de alquiler de vehículos. Un factor importante de la regulación será el número de establecimientos ya abiertos, así como la distancia entre los que son del mismo tipo. Asimismo, la anchura de las calles será determinante para conceder nuevas licencias, lo que comportará la prohibición en calles de menos de 20 o 25 metros, en función de la vía. El objetivo es evitar la concentración de servicios del mismo ramo y el empobrecimiento del carácter genuino del barrio.

Lista de actividades reguladas

  • Restauración: bares, restaurantes y locales de degustación
  • Establecimientos alimentarios: autoservicios
  • Otros establecimientos de venta de alimentos: tiendas de platos preparados y con máquinas expendedoras
  • Locales con actividades deportivas, de juego y atracciones
  • Actividades musicales y audiovisuales
  • Establecimientos culturales y sociales, exceptuando las ludotecas
  • Tiendas de conveniencia

Este nuevo Plan de Usos de Sant Antoni ha sido aprobado inicialmente por la Comisión de Gobierno y se empieza ahora su tramitación. El Plenario tendrá que aprobarlo definitivamente en los próximos meses.

Etiquetas asociadas a la noticia

Noticias relacionadas