Plan para digitalizar el comercio de proximidad

En los próximos dos años se impulsarán diferentes acciones para que los comercios y los puestos de los mercados de la ciudad tengan más presencia en la red e incorporen la venta en línea. El objetivo es que las tiendas se conviertan en puntos de contacto con la clientela del barrio aunque la venta se pueda realizar por canales remotos.

10/03/2018 10:28 h

Redacció

Vídeo. Agustí Colom: “Queremos dar una mayor capacidad para competir ante las nuevas tecnologías para preservar este modelo de comercio de proximidad, de calidad, que es lo que caracteriza nuestra ciudad.”

La Oficina de Atención en las Empresas de Barcelona Activa facilitará una herramienta para que los comerciantes puedan realizar una diagnosis de su nivel de madurez digital y planificar el itinerario de acciones recomendadas para avanzar en este proceso. Este diagnóstico les permitirá posteriormente acceder a las ayudas municipales para la digitalización, que se centrarán especialmente en los comercios con un perfil digital más bajo.

Se definirán diferentes itinerarios formativos según el nivel de digitalización de cada usuario, además de servicios de asesoramiento y acompañamiento en el proceso, subvenciones para hacer frente a las inversiones necesarias o implantaciones de pruebas piloto tecnológicas a pequeña escala para satisfacer las demandas del sector o los consumidores.

Además, se creará un catálogo de aplicaciones digitales para el comercio que informe de las principales novedades o casos de éxito que puedan servir de inspiración a otros comerciantes.

Según el Estudio de madurez digital, del 2017, solo un 7,71 % de los comercios de la ciudad tenían un nivel avanzado. El estudio constataba, además, una brecha digital según el tipo de comercio y su ubicación, que se pretende reducir con esta medida.

Etiquetas asociadas a la noticia