Ochenta años de los bombardeos de Barcelona: queremos la paz, no el olvido

Los días 16, 17 y 18 de marzo de 1938 la población de Barcelona sufrió un bombardeo ininterrumpido de la aviación fascista italiana. No era un ataque sobre objetivos militares, solo se pretendía reprimir y atemorizar a la ciudadanía indefensa y abrir paso a la ofensiva franquista. Un completo programa de actividades servirá para recordar los hechos y reforzar el compromiso de la ciudad con la paz.

05/03/2018 19:51 h

Redacció

La principal acción de esta conmemoración será el vídeo mapping que se proyectará sobre la fachada del Ayuntamiento los días 16, 17 y 18 de marzo, titulado El árbol de la memoria. Obra del artista Xavi Bové, el espectáculo huye de la recreación del dolor y propone la creación de un árbol gigantesco que conecta la tierra y el cielo mediante rayos de luz y sutiles hilos de voz que acaban haciendo un llamamiento global a la paz y la libertad.

Durante la presentación de los actos, el comisionado de Programas de Memoria, Ricard Vinyes, ha afirmado: “Es éticamente bueno y culturalmente necesario que se recuerde que una ciudad como Barcelona sufrió, no hace tanto tiempo, lo que ahora sufren otros lugares del mundo.”

El primer teniente de alcaldía, Gerardo Pisarello, ha añadido: “La gran tragedia de nuestra época es que, a diferencia de aquellos que sufrieron los bombardeos y fueron acogidos por otros países, hoy en las ciudades no nos dejan acoger a las personas que dejan atrás su casa por culpa de la guerra.”

El Born Centro de Cultura y Memoria estrenará en el mes de julio la exposición “Una infancia bajo las bombas”, que explica la experiencia de los niños que vivieron los bombardeos a través de sus dibujos.

Además, el Museo de Historia de Barcelona ha preparado un amplio programa de actividades para las escuelas y visitas guiadas al refugio 307 y a las baterías antiaéreas del Turó de la Rovira, además de editar nuevos estudios y libros como Barcelona, topografia de la destrucció, que documentan en detalle los lugares donde impactaron las bombas y los daños causados.

1936-1939, cuando llovió fuego

Desde las diez y cuarto de la noche del día 16 de marzo y durante casi 41 horas consecutivas, cayeron sobre la ciudad 45.000 kilos de bombas de los aviones de la aviación fascista italiana. Las bombas causaron 551 víctimas mortales y 1.151 heridos, además de destruir totalmente 76 edificios y causar graves daños en un centenar más.

No fueron los únicos bombardeos que sufrió la ciudad durante la Guerra Civil, aunque los principales daños se produjeron en el Poblenou, la Barceloneta, Sant Andreu, Can Tunis, el Gòtic, el Raval, L’Eixample o el Guinardó.

Unos meses antes se produjo la masacre infantil de la escuela de la plaza de Sant Felip Neri, donde perdieron la vida 153 personas, 50 de las cuales eran niños.

Etiquetas asociadas a la noticia