Refuerzo de la acogida de personas refugiadas en la ciudad

Los meses de verano coinciden con el incremento de la llegada de personas inmigradas y refugiadas a las costas del Estado. El Ayuntamiento y la Cruz Roja han acordado el desarrollo de un plan que permita aumentar en 150 las plazas ya existentes en la ciudad para la acogida.

18/06/2018 19:20 h

Ajuntament de Barcelona

En los próximos días se abrirán diferentes espacios en equipamientos municipales gestionados por la Cruz Roja, destinados a la primera atención y al alojamiento de personas adultas migradas y refugiadas que se encuentran en situación de vulnerabilidad provenientes de las costas españolas.

Barcelona, ciudad de acogida y atención

En los últimos años la llegada de personas inmigradas y refugiadas es continuada, así como el número de personas atendidas en la ciudad, que se ha doblado. En el año 2017, el Servicio de Atención a Inmigrantes, Emigrantes y Refugiados (SAIER) atendió a un total de 16.936 personas inmigradas, 4.405 de las cuales son potenciales solicitantes de asilo, una cifra que triplica el número de personas refugiadas atendidas desde el 2015.

Actualmente, los esfuerzos municipales y de la Cruz Roja se centran en garantizar el alojamiento de emergencia. Por una parte, y con recursos propios, hasta ahora se ha garantizado el alojamiento a más de 200 personas cada noche, mayoritariamente familias en situación de vulnerabilidad con menores. A estos datos se suma el alojamiento de 437 personas inmigradas y potenciales solicitantes de asilo a través del Centro de Urgencias y Emergencias Sociales de Barcelona (CUESB) que han llegado a lo largo de este 2018. Por otra parte, la Cruz Roja ofrece diariamente más de un centenar de plazas de acogida de corta estancia para estas personas.

Barcelona seguirá comprometida con la acogida de personas inmigradas y refugiadas. La nueva fase de contingencia requiere una mayor implicación por parte de todas las administraciones que incluya actuaciones extraordinarias concretas para garantizar el alojamiento digno de personas inmigradas y refugiadas acogidas.

El trabajo necesario de la Cruz Roja

En los últimos tres días, la Cruz Roja ha atendido en las costas del sur de España a cerca de 1.300 personas. Este año, allí se han atendido a cerca de 10.000 personas migradas, mientras que en el 2017 se atendieron en torno a 25.000. En la última década, la Cruz Roja ha prestado ayuda humanitaria a unas 200.000 personas llegadas, sobre todo en las costas de Andalucía, Canarias, Ceuta y Melilla.

Solo desde el 2015, el número de personas atendidas en la primera acogida de refugiados y solicitantes de asilo por parte de la Cruz Roja en Cataluña se ha incrementado un 300 %, y en el 2017 llegó a las 2.671 personas.

Etiquetas asociadas a la noticia

Noticias relacionadas