Refuerzo de la asistencia jurídica gratuita en la Oficina de la Vivienda de Ciutat Vella

El Ayuntamiento de Barcelona y el Ilustre Colegio de la Abogacía de Barcelona han firmado un convenio para reforzar la asistencia jurídica gratuita en la oficina del Distrito de Ciutat Vella con el objetivo de estar atentos a problemas de acoso inmobiliario activo y pasivo, y poder orientar tanto a la ciudadanía como a las entidades y asociaciones para afrontarlos desde los distritos.

06/09/2018 18:35 h

Redacció

ADA COLAU: “Una de las ideas es facilitar este acceso al asesoramiento jurídico, facilitar también el acceso a la justicia gratuita y también facilitar que tanto los vecinos como las entidades vecinales que están en contacto con la realidad cotidiana puedan llevar a los tribunales las posibles vulneraciones del derecho a la vivienda.”

Mediante este convenio, el Ilustre Colegio de la Abogacía de Barcelona (ICAB) se compromete a colaborar con la oficina con el fin de detectar nuevas dinámicas que afecten al derecho a una vivienda digna. Así pues, se prestará especial atención a situaciones como las prácticas especulativas, la ilegalidad, el acoso pasivo, la dejadez de los propietarios con las viviendas, el acoso activo por agresión, la subida desmesurada del precio del alquiler y la compra de edificios por parte de grandes inversores con el objetivo de rehabilitarlos que culmina con la expulsión o el desplazamiento de la población, entre otras.

De acuerdo con el convenio, el ICAB asume la gestión de un servicio que complementa los que ya ofrece la oficina de la vivienda. Los letrados especializados, que recibirán una formación específica en materia de vivienda, ofrecerán atención directa en la oficina —situada en la plaza de Salvador Seguí, 13— dos mañanas a la semana (los lunes y miércoles de 10.00 a 12.00 horas) y una tarde (los jueves de 15.00 a 19.00 horas).

Este convenio es fruto del compromiso por el derecho a la vivienda del Ayuntamiento de Barcelona, y también de la demanda de varios colectivos de vecinos y vecinas que atienden casos de vulneración del derecho a la vivienda y que habían pedido al Ayuntamiento poder disponer de refuerzo y de asesoramiento con respecto a su trabajo.

Se trata de la primera experiencia de estas características que se pone en marcha en la ciudad, y nace como una prueba piloto en el distrito de Ciutat Vella, con la perspectiva de que se pueda poner en funcionamiento en el resto de oficinas de vivienda de la ciudad.

Etiquetas asociadas a la noticia

Noticias relacionadas