Surfear sin salir de Barcelona

05/06/2015 08:30 h

Regina Navarro

Las buenas olas en la playa de la Barceloneta, sobre todo en invierno, han favorecido el auge de la cultura del surf, con tiendas y escuelas especializadas.

Vídeo ‘Surf en la Barceloneta’

El período de primavera y verano es temporada baja de surf en la Barceloneta. Aún así, los surfistas locales aprovechan cualquier día con mar de fondo para saltar al agua. Los barceloneses amantes de las olas deben ser pacientes y estar pendientes de las previsiones meteorológicas y, según confiesa uno de los monitores de la escuela de surf Pukas, Albert Asenjo: “Hacer lo imposible para poder ir ese día a surfear.”

Lo que se pregunta mucha gente cuando oye hablar de surf en la Barceloneta es: “¿Hay buenas olas ahí?” Albert lo tiene claro: “¡Por supuesto que sí! En la playa de la Barceloneta, por ejemplo, la ola es corta pero fuerte y a veces incluso forma tubo.” Según David Strub, propietario de la tienda de deportes de agua The Box Barcelona, ​​ubicada en la Barceloneta desde 1999: “Todo depende de la época del año. El invierno es la mejor temporada para el surf, sobre todo los días que hay buena mar de fondo. Ahora bien, si alguna persona viene en verano a la Barceloneta seguramente verá un mar en calma, lo mismo que ocurre, por ejemplo, en Hawai.”

Para los escépticos que creen que el mar de la Barcelona es una balsa de aceite durante todo el año, la escuela Pukas grabó un vídeo titulado, irónicamente, No hay olas en la Barcelona, ​​en la que en un día de temporal del mes de marzo de 2013, la altura de las olas y el tubo que formaban dejaron boquiabiertos, incluso, a los surfistas vascos profesionales que había invitado la escuela.

Una cultura surfista, en primera línea de mar

La cultura del surf en Barcelona ha crecido año tras año, en sintonía con lo que ha sucedido en el resto de Europa. Una prueba de ello son los locales de surf que se han ido instalando allí. Tiendas, escuelas de surf y restaurantes que utilizan la moda surfista como reclamo publicitario. Este es el caso del bar-restaurante Surf House Barcelona, ​​que abrió sus puertas en agosto de 2013. “La palabra surf ya es un reclamo para mucha gente joven que se siente identificada con la filosofía de este deporte”, explica Àlex Knopfel, propietario del restaurante. “Además, ofrecemos a los clientes la posibilidad de hacer surf a remo si consumen un importe mínimo de 15 euros.”