Éxito de ocupación en la 42.ª edición del Grec

Una nueva edición del Grec Festival de Barcelona baja el telón entre aplausos. Durante un mes la ciudad se ha llenado de artes escénicas, con más de ochenta espectáculos que han combinado continuidad, transformación e innovación.

01/08/2018 17:45 h

Ajuntament de Barcelona

En total, 114.281 espectadores y espectadoras han pasado por alguno de los 84 espectáculos del Grec 2018, una cifra sensiblemente inferior a la del 2017, hecho que se explica también por una reducción del número de espectáculos (en el 2017 se programaron 102). Esta reducción, que se ha llevado a cabo con la voluntad de buscar más claridad y coherencia dentro de la programación, ha hecho que las cifras de ocupación en Montjuïc hayan aumentado considerablemente y hayan alcanzado cerca de un 90 % por término medio.

El Grec, más allá de Montjuïc

Los espectáculos ofrecidos por la 42.ª edición del Grec no han tenido lugar solo en Montjuïc, sino que se han esparcido por la ciudad. Esta nueva visión ha mantenido el grueso del festival en el llamado Grec Montjuïc, donde se ha podido disfrutar de las propuestas de corta duración y también las de carácter internacional en teatros como el Teatre Grec, el Mercat de les Flors, el Teatre Lliure Montjuïc, la Sala Hiroshima o la Fundación Joan Miró, entre otros.

Por su parte, el Grec Ciutat ha reunido las propuestas de larga permanencia y ha mantenido el foco en la creación local. Algunos de los escenarios de esta sección del festival han mantenido también unas cifras de ocupación muy altas, como es el caso de la Biblioteca de Catalunya —con Bodas de Sangre— (99,64 % de aforo), el Teatro Akadèmia (96,80 %), el Teatro Nacional de Cataluña (95,30 %) o el Antic Teatre (82,56 %).

El festival no ha dejado de lado los proyectos escénicos comunitarios y otras propuestas diversas, como la escuela de verano del International Community Arts Festival (ICAF) Rotterdam. Este año el Grec se ha extendido por todos los distritos y ha llegado a 63 recintos, centros cívicos, fábricas de creación y espacios públicos de la ciudad como la plaza de Margarida Xirgú, que se ha convertido en el corazón del Grec, un espacio de encuentro y de intercambio que no ha parado de bullir de actividades diarias durante todo el mes.

Oriente viene a Occidente

Mediante un viaje por la Ruta de la Seda, la presente edición del Grec ha centrado una parte importante de los espectáculos en la exploración del diálogo entre Oriente y Occidente. Así, se ha trabajado con artistas asiáticos y no han faltado las coproducciones con teatros e instituciones de Hong Kong, Singapur, Corea o Japón.

La asistencia de público a los grandes montajes de factura internacional ha crecido también a causa de las colaboraciones con otros festivales europeos de renombre como el Kunstenfestivaldesarts, de Bruselas, el Festival de Aviñón o el de Edimburgo, además de poner en marcha proyectos en red con entidades catalanas.

Etiquetas asociadas a la noticia

Noticias relacionadas