Concedida la licencia de obras para empezar la remodelación del Camp Nou

Los trabajos de remodelación y ampliación del estadio empezarán en junio, cuando se terminen las competiciones deportivas. Las obras son un paso adelante en la consecución del Espai Barça, que replantea los entornos del Camp Nou como una zona de calidad abierta al vecindario, con más zonas verdes y carriles bici, y también supondrán el traslado de las competiciones al Estadio Lluís Companys, en Montjuïc, la temporada 2023-2024. Ahora se está trabajando en las condiciones del traslado y la corresponsabilidad del club con los gastos asociados.

28/04/2022 14:55 h

Ajuntament de Barcelona

El otorgamiento del permiso facilitará la reordenación urbanística de los entornos de las instalaciones del club, y permitirá una ampliación del espacio público y la apertura del recinto al vecindario. Se renovarán más de 111.000 metros cuadrados de espacio público a cargo del club, con el objetivo de generar un nuevo espacio ciudadano de calidad, con más zonas verdes y nuevos carriles bici.

A partir de este mes de junio, las obras se concentrarán en actuaciones en la primera y la segunda gradería, en el ámbito tecnológico, en los entornos del estadio y en la urbanización exterior.

También se prevé realizar obras de reurbanización de la calle de Menéndez y Pelayo, incluidas en la modificación del Plan general metropolitano (MPGM) del Espai Barça, en vigor desde el 2018, y empezar los trámites y los trabajos para derribar el edificio propiedad del club en la Travessera de les Corts (el antiguo Picadero). En el 2019 ya se concedió la licencia para derribar el Miniestadi y la pasarela que lo conectaba con el Palau Blaugrana.

Mejoras más sostenibles

El FC Barcelona presentará en las próximas semanas las modificaciones definitivas del proyecto inicial de reforma del estadio, que tendrán que ser aprobadas por la Comisión de Gobierno del Ayuntamiento, y que representan mejoras en términos de sostenibilidad, innovación, tecnología y accesibilidad. Así, se prevé instalar 18.000 metros cuadrados de placas fotovoltaicas en la nueva cubierta, un sistema de geotermia y de distribución de frío y calor global y un sistema de reutilización de las aguas pluviales de la cubierta, impulsar la economía circular y potenciar la biodiversidad de la zona, con un incremento del 15 % de la masa forestal del recinto.

La ejecución del conjunto de las obras del estadio implicará que el club cambie de sede durante la temporada 2023-2024, y se trasladará al Estadio Lluís Companys, en Montjuïc. Por eso, ambas instituciones trabajan en un acuerdo que establezca las condiciones de uso del recinto, que incluirán tanto las intervenciones necesarias en el estadio como la corresponsabilidad del FC Barcelona con los gastos que se generen respecto a movilidad, limpieza, seguridad y mantenimiento del ámbito.

Noticias relacionadas