Concluye el B-Mincome, un proyecto piloto de lucha contra la pobreza y la exclusión social

El B-Mincome, un proyecto cofinanciado por la Unión Europea, se ha desarrollado en diez barrios del eje Besòs con el objetivo de analizar los resultados de combinar una transferencia monetaria mensual a los hogares con políticas activas de inclusión sociolaboral.

28/10/2019 18:21 h

Ajuntament de Barcelona

 

Después de dos años de prueba piloto, concluye el proyecto B-Mincome. Este programa europeo ha permitido que 952 familias de los diez barrios del eje Besòs —el 84 % de los casos con una mujer como titular—, 3.700 personas en total, recibieran unos 480 euros de media al mes durante los dos años que ha durado la prueba. Se prevé que a partir de ahora los servicios sociales sigan asesorando a las familias para que puedan optar a las prestaciones a las que tienen derecho.

Los primeros resultados que se han podido observar analizando la situación de las personas que han participado demuestran que tener unos ingresos mínimos garantizados aumenta el nivel de bienestar y de felicidad y fomenta la participación en actividades comunitarias; además, reduce la incertidumbre financiera, disminuye la probabilidad de sufrir enfermedades mentales y genera más satisfacción general. Las entidades participantes en el proyecto y el Ayuntamiento empezarán ahora una evaluación detallada de todos los indicadores, que se prevé que se presente en el segundo trimestre del 2020.

Inversión municipal

Durante los dos años que ha durado la prueba piloto del proyecto B-Mincome, el Ayuntamiento ha invertido 10,9 millones de euros: 8,4 millones para financiar el Apoyo Municipal de Inclusión (SMI, según sus siglas en catalán) a través del Instituto Municipal de Servicios Sociales y 2,5 millones de euros para sufragar los planes de empleo de Barcelona Activa. A este presupuesto hay que añadir los 4,9 millones de euros concedidos por la Unión Europea a través del programa Urban Innovative Actions (UIA).

Continuidad de políticas comunitarias

El B-Mincome ha facilitado que el Ayuntamiento detecte las medidas que deben reforzarse de manera inmediata. Por este motivo se reforzará, junto con el Plan de barrios, la aplicación de políticas comunitarias en los barrios con más desigualdades de la ciudad.

Con respecto al recurso económico ciudadano (REC), se continuará trabajando para implementarlo en los barrios del eje Besòs como un medio de pago que fortalezca la economía de proximidad.

Renta garantizada de ciudadanía

El Consistorio reitera la demanda a la Generalitat de Catalunya, como entidad competente, para que aplique de manera más efectiva la renta garantizada de ciudadanía actual y apruebe definitivamente un reglamento que está pendiente desde hace más de dos años.

Etiquetas asociadas a la noticia

Noticias relacionadas