Ya hay casi cien mil personas usuarias de la teleasistencia

En un año se ha doblado el número de dispositivos de seguridad instalados en los hogares, con más de veinte mil unidades, con el objetivo de mejorar la calidad de vida y la autonomía de las personas mayores, de las personas con diversidad funcional y de las personas dependientes. El 70 % de las cerca de cien mil personas atendidas son mujeres de 83 años por término medio.

26/02/2019 18:22 h

Redacció

Cada día se incorporan trece personas al servicio de teleasistencia del Ayuntamiento de Barcelona. Un servicio valorado con 9,4 puntos por término medio por las personas usuarias y que ha cerrado el año con 99.789 personas atendidas, la cifra más alta desde que se puso en funcionamiento en el año 2005.

Del teléfono a la geolocalización

El principal medio de comunicación de las personas usuarias es el teléfono. En el 2018 se recibieron 661.768 llamadas, la mayoría de seguimiento, de agenda o de recordatorio.

Además de la vía telefónica, el servicio permite la instalación de terminales de seguridad en los hogares para dar una respuesta rápida y adecuada a posibles situaciones de emergencia o bien para llevar a cabo intervenciones preventivas en situaciones de inseguridad, aislamiento o soledad.

En el 2018 se distribuyeron 20.323 dispositivos, la mayoría detectores de fuego y humo y otros como detectores de gas y de movilidad. Desde el año pasado, 290 personas conviven con el Mimal, un dispositivo de teleasistencia en geolocalizador para mejorar el seguimiento de personas con deterioro cognitivo en caso de emergencia o de desorientación. Actualmente lo utilizan 290 personas.

Valoración excelente del servicio

Los usuarios valoran el servicio con una media de 9,4 puntos y el 81,9 % lo califica de excelente. Según las 800 entrevistas realizadas durante el año pasado, el 97 % valora la sensación de seguridad, la tranquilidad, el acompañamiento y el hecho de poder seguir viviendo en casa de forma independiente. El 80 % de las personas usuarias afirman llevar encima el colgante que permite pedir ayuda en caso de emergencia y el 95 % considera que la utilización del aparato es sencilla.

Cualquier persona empadronada en Barcelona de más de 75 años, en situación de dependencia reconocida o con diversidad funcional acreditada, puede solicitar la teleasistencia de forma gratuita. También la pueden utilizar las personas con un informe favorable del ambulatorio o de los servicios sociales.

Etiquetas asociadas a la noticia

Noticias relacionadas