Sant Andreu dedica unos jardines a la sindicalista y miliciana Elisa García

Los jardines situados entre las calles de Pont, Cinca y Segre, al lado de la parroquia de Sant Andreu de Palomar, reciben desde ahora el nombre de ‘jardines de Elisa García Sáez’, en honor de esta cooperativista y sindicalista que murió en Sariñena después de ser herida por la metralla de una bomba en el frente de Aragón, donde hacía de enfermera durante la Guerra Civil.

27/10/2018 13:41 h

Ajuntament de Barcelona

Elisa García ya tuvo una calle en Sant Andreu entre los años 1937 y 1939, poco después de morir. Pero, una vez acabada la guerra, el franquismo recuperó el nombre originario, la calle de las Monges.

La propuesta de poner el nombre de Elisa García en este espacio central del barrio de Sant Andreu la presentaron la Fundación Roca i Galès, la Red de Economía Solidaria, el CIEMEN, la Coordinadora de Centros de Estudios de Habla Catalana y la Federación de Cooperativas Agrarias.

La medida responde también a la voluntad de democratizar el espacio público de la ciudad y poner nombres de mujeres que han destacado en el ejercicio de su actividad en calles, plazas y otros espacios. Últimamente se han inaugurado jardines dedicados a la soprano especializada en música antigua Montserrat Figueres, la matemática y astrónoma Assumpció Català, las mujeres de Motor Ibérica o el pasaje dedicado a la maestra y pedagoga Carme Aymerich.

¿Quién fue Elisa García?

Nacida en Sant Andreu de Palomar en 1916, Elisa García fue delegada de la Juventud Cooperativista en la Cooperativa L’Andreuenca, y trabajaba en los talleres de Fabra i Coats. También militó en la UGT y se implicó en la vida política local. En el año 1936 formó parte de una columna de la CNT desplazada al frente de Aragón, donde hacía de enfermera.

Fue herida de gravedad en Tardienta (Huesca) por la metralla de una bomba y fue trasladada a Sariñena, donde murió y está enterrada. La localidad aragonesa le rindió homenaje y colocó una placa en su tumba.

Etiquetas asociadas a la noticia