El Consorcio de la Vivienda aumentará en 64 millones la inversión en alquiler asequible

Acuerdo entre el Ayuntamiento y la Generalitat en el marco del Consorcio de la Vivienda de Barcelona para aumentar en 64 millones de euros la inversión en vivienda asequible, y con un 81 % de financiación municipal. Aunque la Generalitat incrementa su aportación hasta el 19 %, todavía está lejos de llegar al 60 % que determina el Consorcio.

21/09/2018 18:19 h

Ajuntament de Barcelona

Las dos instituciones que forman el Consorcio de la Vivienda de Barcelona acuerdan un primer paso para mejorar la situación actual de la inversión en políticas de vivienda en la ciudad. Hasta ahora el Ayuntamiento financiaba un 84 % de las actuaciones en vivienda, aunque el Consorcio establece un 40 % de inversión municipal y un 60 % de aportación de la Generalitat de Catalunya.

Con el marco de actuación pactado durante la reunión de la sesión extraordinaria de la Junta General del Consorcio que se ha celebrado hoy, la inversión de la Generalitat ascenderá hasta alcanzar un 19 % de la financiación (29 millones de euros más), mientras que el Ayuntamiento aportará un 81 % (35 millones de euros más), muy lejos todavía de la proporción que determina el Consorcio.

Consulta todos los detalles sobre el acuerdo en este enlace.

Un total de 647 millones de euros para defender el derecho a la vivienda

La partida presupuestaria global crece hasta los 647 millones de euros, que se distribuyen de la siguiente manera:

  • 337 millones de euros destinados a promocionar obra nueva.
  • 105,5 millones de euros para comprar viviendas.
  • 25 millones de euros para movilizar pisos privados hacia alquiler asequible.
  • 79 millones de euros para ayudas al alquiler.
  • 101 millones de euros para ayudas a la rehabilitación.

Financiación estatal y reforma legislativa

Ambas administraciones han reclamado al Estado un incremento de la financiación en políticas de vivienda para dar asistencia a una situación de emergencia habitacional que afecta especialmente a las ciudades. La especulación inmobiliaria y la gentrificación dificultan el acceso a un hogar asequible y provocan la expulsión de los vecinos y las vecinas de sus barrios, especialmente de los más céntricos, que se ven obligados a marcharse a causa del incremento abusivo de los precios del alquiler.

Además, el Ayuntamiento y la Generalitat reclaman al Estado que recupere la Ley 24/2015, aprobada en el Parlamento de Cataluña para adoptar medidas a fin de afrontar la emergencia en el ámbito de la vivienda y la pobreza energética, y que el Gobierno del Partido Popular detuvo mediante un recurso judicial. Esta ley permitiría exigir el cumplimiento de la función social a los grandes tenedores que movilizan viviendas hacia fondos de inversión internacionales y les obligaría a ofrecer soluciones a las personas que viven en estas y que hasta ahora tienen que hacer frente al desahucio.

Vivienda asequible con calificación permanente

Además del incremento en la inversión, la Generalitat se ha comprometido a trabajar en una reforma legislativa para reparar la situación actual de la vivienda de protección oficial de promoción privada, que se puede descalificar transcurrido un periodo de tiempo. La pérdida del tejido de vivienda asequible con el marco legal actual hace necesaria la modificación de la normativa para garantizar la calificación permanente de los pisos protegidos.

Esta actuación se hace todavía más necesaria con la iniciativa impulsada por las entidades que defienden el derecho a la vivienda en la ciudad, para reservar el 30 % de las nuevas construcciones y las grandes rehabilitaciones en vivienda protegida, y que requiere esta reforma legal para garantizar el fortalecimiento del parque de alquiler asequible a largo plazo y corresponsabilitzar el sector privado inmobiliario en la construcción de un modelo de vivienda equitativo y justo.

Más alquiler asequible

Los vecinos y las vecinas de la promoción de alquiler público de la calle de Tànger han recibido hoy las claves de los nuevos hogares. Un conjunto de 47 viviendas equipadas con uno o dos dormitorios, cocina, baño y sala de estar – comedor. Las promociones públicas de viviendas de alquiler asequible garantizan que el precio del alquiler se adecua a las condiciones socioeconómicas de cada solicitante.

El equipamiento incluye veinte alojamientos temporales destinados a personas en situación de riesgo de exclusión social que tienen dificultades para acceder a un hogar digno y adecuado.

La edificación de Tànger, 40, situada en el distrito de Sant Martí, ha recibido el premio de la Asociación Española de Gestores Públicos de Vivienda y Suelo 2018 por incluir medidas de ahorro energético, integrar el diseño en el entorno y utilizar materiales reciclables en su construcción.

Etiquetas asociadas a la noticia