TMB reducirá 27.900 toneladas de CO2 en cuatro años

El transporte público impulsa la lucha de Barcelona contra el cambio climático en la línea de reducción de las energías fósiles y descarbonización de la economía marcada por los acuerdos de París. Desde ahora hasta el 2020 se producirá la sustitución de 449 unidades del parque de autobuses diésel y de gas natural comprimido de primera generación, que serán reemplazados por 449 vehículos híbridos, eléctricos y de gas con categoría Euro 6.

21/04/2018 10:30 h

Ecologia Urbana

Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) está realizando la sustitución de 449 autobuses diésel y de gas natural comprimido de primera generación por autobuses híbridos, eléctricos y de gas natural más avanzados, con el objetivo de reducir las emisiones de dióxido de carbono (CO2), causantes del calentamiento global.

Así, en cuatro años, del 2017 al 2020, esta segunda reconversión ambiental de la flota de bus producirá un ahorro de 27.880 toneladas de CO2, que ascenderá a más de 50.500 toneladas en el cómputo ampliado hasta el 2023.

El año pasado el ahorro fue de 593 toneladas y, este 2018, se prevé que sea de 6.011. En relación con las emisiones de CO2 de años anteriores, las emisiones ahorradas oscilarán entre un 7 % para el año 2018 y un 15 % para el 2020, de forma comparativa a las que se produjeron de media en el cuatrienio 2011-2015.

La inversión creciente de TMB en material móvil (30,6 millones de euros en el 2016, 38,2 millones de euros en el 2017, 42,3 millones en el 2018) se orienta no solamente a rebajar la edad y la fiabilidad de los vehículos de transporte, sino también a reducir el impacto ambiental.

El consumo energético de combustible de un autobús híbrido y, por lo tanto, las emisiones de CO2 son de media un 30 % más bajas que las de un coche diésel equivalente, y llegan al 45 % en ciertos modelos. En el caso de un autobús eléctrico, la reducción es del 100 %. La tracción eléctrica también disminuye el ruido y las vibraciones y mejora la tracción del vehículo, lo cual redunda en una clara mejora de confortabilidad.

Así, desde ahora hasta el 2020 se producirá la sustitución de 449 unidades del parque de autobuses diésel y de gas natural comprimido de primera generación, que serán reemplazados por 449 vehículos híbridos, eléctricos y de gas con categoría Euro 6.

Eso supone pasar de los 205 híbridos que había a finales del 2017 a 393, y de 4 eléctricos puros a 56. La flota de gas se mantendrá en torno a las 380 unidades, y para la flota auxiliar solo se adquirirán vehículos eléctricos.

El proceso se acelera este año 2018, en el que se prevé la incorporación de 254 autobuses de estas tecnologías limpias en diferentes remesas.

La flota de autobuses de TMB ya experimentó una primera reconversión ambiental entre los años 2011 y 2014, y eso hace que actualmente no dé servicio con vehículos de categoría ambiental inferior a Euro 3. Para conseguirlo, se transformaron en híbridos 70 autobuses diésel y 13 autobuses de gas natural comprimido. Además, 425 autobuses diésel fueron equipados con filtros SCRT, que retienen los óxidos de nitrógeno y las partículas finas, los dos contaminantes de mayor impacto en el medio local y la salud de las personas.

Con estas medidas, el aprovechamiento de las cualidades ambientales del gas natural comprimido, que propulsa el 35 % de los vehículos, y la orientación verde de las nuevas compras (siempre se selecciona el vehículo más sostenible dentro de lo que puede ofrecer la industria de la automoción), la flota de bus de TMB se posicionó como la más limpia de Europa, un título reconocido en el 2015 por la Unión Internacional de Transporte Público.

El compromiso de TMB para la reducción de emisiones ha sido recogido por el Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente del Gobierno español dentro de su programa FES-CO2 de incentivos a las actividades bajas en carbono, que lo ha incorporado como uno de los proyectos Clima, con una aportación económica máxima de 500.000 euros también hasta el 2023. Hay que destacar que TMB es la única empresa de transporte público urbano de toda España que ha recibido esta aportación, que se instrumenta técnicamente como una compra del ahorro de emisiones generado por los nuevos autobuses de TMB.

Fuente:TMB

Etiquetas asociadas a la noticia