Transformación de la plaza de Antoni Maura, en la Via Laietana

La reurbanización de la plaza de Antoni Maura, que se iniciará el mes de octubre y durará siete meses, permitirá incrementar el espacio para los peatones, mejorar la conexión entre barrios y reordenar las paradas de taxi y bus para descongestionar el uso del ámbito. Esta actuación inicia la transformación de la Via Laietana que se definirá en un proceso participativo que empieza el próximo martes.

10/06/2018 10:26 h

Redacció

Actualmente la plaza da prioridad al tráfico rodado y fomenta la fragmentación de los barrios que se sitúan a ambos lados de la Via Laietana a esta altura de la calle: el barrio Gòtic y el de Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera.

La intervención prevista incluye la desaparición de las semirotondas de la plaza para ampliar las aceras y la creación de nuevos espacios de encuentro y de un nuevo paso de peatones central de siete metros de anchura, que facilitará la movilidad a pie y el uso del espacio por parte de la ciudadanía.

Además, se trasladarán las paradas de taxi y de buses de líneas regulares a la calle del Doctor Joaquim Pou y a la zona central de la plaza, respectivamente, y se eliminarán las paradas de bus turístico. De esta forma se prevé reducir la aglomeración de vehículos en la plaza que actualmente congestiona el espacio.

La futura plaza dispondrá también de un sistema de alumbrado público con ledes, nuevos árboles y una señalización vial renovada que se adecuará a la nueva ordenación del espacio. En total, el proyecto tiene un presupuesto de 1,9 millones de euros.

El vecindario participa en el futuro de la Via Laietana

El proyecto de reurbanización de la plaza de Antoni Maura, que se ha definido con las aportaciones realizadas por el vecindario, forma parte de la Medida de Gobierno para la Vecinificación de la Via Laietana.

Este plan incluye, también, entre otros, la retirada de la estatua de Antonio López, la mejora de los caminos escolares y un proceso de participación para definir la remodelación global de la Via Laietana, que empezará el próximo martes. El período de diagnosis y debate vecinal se alargará hasta septiembre y contará con sesiones informativas, recorridos y talleres.

A la espera del proyecto para remodelar la vía, este verano se realizarán mejoras en las aceras con la reparación de los pavimentos y los elementos urbanos dañados.

Etiquetas asociadas a la noticia