Tres guardianes protegen la superisla del Poblenou

Las figuras se han instalado en la calle de Sancho de Ávila, entre las calles de la Llacuna y de Roc Boronat. Son obra del artista Xavier Mascaró.

19/01/2018 13:54 h

Districte Sant Martí

La superisla del Poblenou tiene, desde este viernes, una nueva atracción. Se trata de tres esculturas que forman la obra Guardianes, del artista contemporáneo Xavier Mascaró y propiedad de la Fundación Vila Casas. Están situadas en la calle de Sancho de Ávila, en la acera del lado de montaña en el tramo entre las calles de la Llacuna y de Roc Boronat.

Son tres grandes figuras de hierro colado de casi 3 metros de altura y 2 metros de anchura. Pesan una tonelada cada una y se encuentran asentadas sobre siete patas de hierro fundido. A pesar de ser similares entre ellas presentan diferentes texturas y oxidación, que según el autor, son un símbolo de protección.

De hecho, no es la primera vez que se ven estas figuras en la calle. Las que hay en el Poblenou forman parte de una obra más extensa expuesta en el Palais Royal parisino y formada por diez piezas que acompañaban una barca de 7 metros de longitud. Durante los últimos años, el autor ha ido reproduciendo aquel prototipo en diferentes conjuntos de figuras según las necesidades de cada obra.

El Ayuntamiento será responsable de su mantenimiento y se compromete a impulsar en el futuro una reurbanización de la calle de Sancho de Ávila para favorecer la visibilidad de las esculturas.

Una obra más en la colección de Arte Público

La instalación de Sancho de Ávila es fruto de una donación de la Fundación Vila Casas, que se dedica a la difusión de la obra de autores catalanes, y de un acuerdo de colaboración con el Ayuntamiento de Barcelona. La fundación cede gratuitamente las esculturas al Ayuntamiento para que formen parte de la ciudad, con la voluntad de colaborar con respecto al impulso de la creación de un ambiente cultural en la zona del 22@. Al mismo tiempo, también es una oportunidad para dar visibilidad al museo de pintura contemporánea Can Framis, que pertenece a la misma fundación, ubicada justamente ante la instalación.

Un impulso para promover actuaciones artísticas

Por otra parte, mediante el Instituto de Cultura de Barcelona (ICUB) y en colaboración técnica con la Fundación Vila Casas, el Ayuntamiento también promoverá un programa de actuaciones artísticas en la calle vinculadas con el programa «En residencia», que promueve sinergias entre artistas y la población escolar del distrito de Sant Martí. Cada curso escolar, por lo tanto, se desarrollará un proyecto artístico en la calle con estudiantes, el primero de los cuales se podrá materializar antes de acabar el curso actual.