Un ágora ciudadana en el parque de Joan Miró

La nueva plaza del parque será un punto de encuentro para vecinos y vecinas concebido en torno a la escultura 'Mujer y pájaro' del artista Joan Miró, con áreas de descanso, una fuente seca y una zona para poder realizar actividades en la sombra. El espacio aprovechará la superficie que dejará el nuevo parque de limpieza subterráneo previsto en este ámbito. Los trabajos empezarán en marzo.

31/12/2017 11:00h

Redacció

La urbanización de la nueva plaza actuará sobre 11.400 metros cuadrados y convertirá este espacio del Esquerra de L’Eixample en una gran ágora de encuentro para el vecindario con zonas de descanso sobre césped, una fuente seca y puntos de contemplación del monumento de Joan Miró.

Además, se instalará una pérgola para que se puedan realizar actividades en la sombra que dispondrá de placas fotovoltaicas para suministrar la energía que necesita el centro de limpieza subterráneo sobre el que se ubicará la plaza.

Para facilitar que todo el mundo pueda disfrutar del nuevo espacio de uso público, se mejorará la accesibilidad con una pasarela verde inclinada que conectará la plaza con la calle de Aragó, y un paso en pendiente para acceder a la escultura desde la calle de Tarragona.

Los trabajos, que empezarán en marzo, se alargarán catorce meses y se ejecutarán en dos fases. La primera empezará una vez esté acabado el parque de limpieza de L’Eixample sobre el cual se construirá el nuevo parque. La segunda se llevará a cabo cuando se haya derribado el cuartel de bomberos que ocupa parte del espacio. El presupuesto del proyecto es de 3.679.011 euros.

El nuevo centro de limpieza estará operativo en febrero

Los centros de limpieza son espacios para el personal y el material móvil que se utiliza en las tareas de la limpieza vial del espacio público y para hacer una primera compactación de los restos provenientes de la limpieza vial (restos del barrido y papeleras).

El futuro parque de limpieza de la Esquerra de L’Eixample, que sustituirá los centros de la calle del Comte Borrell, y en parte los de la calle de Alí Bei y Mallorca, permitirá mantener la proximidad y la eficiencia del servicio, y al mismo tiempo compatibilizarlo con el descanso del vecindario. El nuevo equipamiento tendrá capacidad para 290 operarios y 70 vehículos de servicio y entrará en funcionamiento el mes de febrero.

El edificio de dos plantas, que se ubicará en el subsuelo del parque de Joan Miró, acogerá el centro técnico y logístico de los servicios de limpieza, pero tendrá más usos secundarios. Entre otros, acogerá un local nuevo de la Asociación de Vecinos del Parc de l’Escorxador, un espacio renovado para el personal de Espacios Verdes que se encarga del mantenimiento del parque y una nueva instalación de bombeo de la fuente ornamental Mujer y pájaro.

Etiquetas asociadas a la noticia