Un tranvía conectado, más recursos para el transporte público

Una red tranviaria conectada por la Diagonal basada en la gestión pública y unificada podría suponer, además de una mejora de la movilidad del área metropolitana con un incremento del 107 % de usuarios, unos beneficios de 64 millones de euros, que se podrían destinar a todo el sistema de transporte público.

18/01/2018 18:16 h

Redacció

Los estudios, además de avalar la eficiencia en la movilidad de la conexión del tranvía por la Diagonal porque conectaría ocho municipios con el centro de la ciudad y reduciría quince minutos el tiempo de trayecto con transporte público entre Francesc Macià y las Glòries, entre otros aspectos, reflejan ahora que la conexión tranviaria sería eficiente económicamente.

Con un incremento de la infraestructura del 44 %, habría un aumento de usuarios del 107 %, 227.000 en día laborable, que supondría doblar el número de pasajeros actual, según indica el informe del Gabinete de Estudios Económicos.

Esta rentabilidad podría reportar unos beneficios económicos de 64 millones de euros, que podrían reinvertirse en la mejora de todo el sistema de transporte público, especialmente en superficie, con la red de bus. Los cálculos incluyen un periodo de tiempo hasta el año 2032, cuando se acaban las concesiones privadas de los tramos existentes y se podría pasar a una gestión íntegramente pública de la red tranviaria.

Por un tranvía de los barceloneses y las barcelonesas

Actualmente el tranvía está gestionado por capital privado a través de dos concesiones que expiran en el 2032, y es el consorcio del Área de Transportes Metropolitanos (ATM), en el que participan la Generalitat de Catalunya (51 %), el Ayuntamiento de Barcelona, el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) y la Asociación de Municipios por la Movilidad y el Transporte Urbano (49 %), el que tiene la competencia para decidir el sistema a partir de aquella fecha.

El modelo municipal fija como objetivo sustituir el sistema actual por una gestión pública de toda la red tranviaria que empezaría por la financiación y la construcción del tramo central con recursos municipales y dejaría vía libre a una gestión íntegramente pública cuando acaben las actuales concesiones del Tram. El rescate inmediato de estas concesiones supondría un gasto de entre 220 y 400 millones de euros.

“Proponemos un modelo de gestión unificada del tranvía basado en el liderazgo público y sin las hipotecas de las actuales concesiones para que los recursos que podría generar la conexión tranviaria, avalada por los estudios, sirvan para fortalecer todo el sistema de transporte público”, ha destacado la teniente de alcaldía de Ecología, Urbanismo y Movilidad, Janet Sanz.

Un compromiso político

El Ayuntamiento se compromete a adelantar la inversión necesaria para construir la infraestructura del tramo central, que tendría un coste de 88 millones de euros, con el compromiso de que sea resarcida por el ATM o la Generalitat, además de asumir la urbanización de la avenida, que supondría un gasto de 67 millones.

Esta iniciativa pondría las bases para impulsar la transición hacia un modelo de gestión pública del servicio y podría facilitar que el Área de Transportes Metropolitanos se mostrara favorable al cambio.

Antes, sin embargo, queda pendiente el acuerdo municipal para aprobar la ejecución de la conexión del tranvía por la Diagonal, que se está debatiendo actualmente en la comisión de estudio de la conectividad del transporte público en la avenida Diagonal.

Más Información