Vivienda, equipamientos y memoria histórica en la Modelo del futuro

La propuesta municipal para transformar la Modelo en un espacio ciudadano incluye unas ciento cincuenta viviendas públicas, equipamientos educativos, sociales, memoriales, culturales y deportivos, y un gran parque de 14.000 metros cuadrados. El proyecto se ha definido en un proceso participativo con el vecindario y las entidades del entorno.

04/12/2018 20:06 h

Redacció

La recuperación de la Modelo como espacio ciudadano es una prioridad de ciudad y una reivindicación histórica del vecindario que supone la oportunidad de reducir el déficit de vivienda pública, de servicios municipales y verde urbano de L’Eixample. Este distrito es el más denso de la ciudad y tiene un tejido urbano y patrimonial que hace difícil encontrar nuevos espacios de uso público.

Vivienda y equipamientos

La propuesta para el futuro de la Modelo prevé unas ciento cincuenta viviendas públicas y un polo de equipamientos de proximidad en el eje Nicaragua-Provença, que compartirán una plaza que estará abierta a todos los vecinos y las vecinas.

Habrá un instituto-escuela, un jardín de infancia, una residencia de personas mayores y centro de día, un espacio para jóvenes, un espacio de economía social y solidaria, un polideportivo y el espacio memorial de la Modelo.

Un pulmón verde

El déficit de naturaleza urbana que tiene el barrio de la Esquerra de l’Eixample se reducirá con el nuevo parque urbano y diáfano de 14.000 metros cuadrados que se construirá en el espacio abierto del recinto y conectará las calles del entorno.

Además, la vegetación y el arbolado también serán protagonistas en la cubierta del polideportivo, las galerías y los patios de las escuelas. En total, 19.900 metros cuadrados de espacio público verde con zonas de estancia y paseo para el vecindario.

Memoria y patrimonio

Conservar el patrimonio y la memoria histórica también es prioritario en la propuesta municipal de futuro para la Modelo.

En concreto, se preservará la totalidad del espacio central del panóptico y la cuarta galería, la cual incluirá un espacio memorial que será un centro de exposiciones y de investigación de la historia de la antigua prisión.

Además, se conservarán rastros, fragmentos o elementos estructurales del resto de galerías, que se adaptarán a los nuevos usos.

Horizonte 2022

El futuro de la antigua prisión se ha definido en un proceso participativo con el vecindario y las entidades del barrio, que también formarán parte de los grupos de trabajo que acabarán de concretar las características de cada uno de los espacios.

El proyecto definitivo de la Modelo se recogerá en un nuevo plan director que se terminará en enero. Durante el año próximo se tramitará un nuevo plan urbanístico, necesario para transformar el espacio y el entorno, y se prevé que las obras empiecen a finales del 2020.

El presupuesto para transformar a la Modelo es de 94 millones de euros, casi 48 millones de los cuales son de inversión municipal y unos 47 millones proceden de otras administraciones y entidades.

De símbolo de la represión a espacio lleno de vida

Inaugurada en 1904, la Modelo ha funcionado como centro penitenciario durante más de un siglo y ha sido testigo de episodios históricos de la ciudad, como la represión y las acciones de movimientos de resistencia durante el franquismo.

En junio del 2017, después de décadas de reivindicaciones vecinales que pedían recuperar el recinto para las necesidades del barrio, y gracias a un acuerdo entre el Ayuntamiento y la Generalitat, de quien dependía el recinto, los presos fueron trasladados y el centro penitenciario cerró sus puertas.

Un año más tarde, en enero del 2018, las puertas de la Modelo se abrieron y no volverán a cerrarse nunca más. Desde entonces el recinto ha funcionado como espacio de dinamización social y cultural, con una programación constante de actividades y exposiciones, y se pueden visitar las instalaciones.

Más información histórica de la Modelo en la web lamodel.barcelona.

Noticias relacionadas