El plan concreta un total de 60 líneas de actuación y más de 300 medidas para alcanzar una movilidad más sostenible, segura y saludable, y se fija el objetivo de que en el 2024 un 81,52 % de los desplazamientos se realicen a pie, en transporte público o en bicicleta. La propuesta sitúa al peatón como base de la movilidad y pone énfasis en medidas de transporte público, distribución urbana de mercancías y regulación del aparcamiento en superficie.

La Comisión de Ecología, Urbanismo, Infraestructuras y Movilidad ha aprobado inicialmente, el 14 de diciembre, el Plan de movilidad urbana (PMU) 2024. A partir de ahora se abre un periodo de exposición pública durante el que se podrán presentar las alegaciones correspondientes.

Posteriormente, el nuevo PMU se tendrá que presentar al Plenario del Consejo Municipal para su aprobación definitiva. El documento que se ha llevado a votación se ha debatido con las asociaciones que integran el Pacto por la movilidad y otras entidades de la ciudad.

El PMU 2024 se marca cuatro retos principales que ofrecen respuestas en el ámbito de las necesidades de movilidad de las personas y las mercancías: garantizar el derecho a la movilidad; velar por la salud y la seguridad de las personas; contribuir a la recuperación de la actividad económica y comercial, y combatir la crisis climática y mejorar la calidad del aire.

La propuesta actúa en cinco grandes ámbitos: movilidad segura, sostenible, saludable, equitativa e inteligente. Y propone llegar al siguiente reparto modal en el 2024:

  • Desplazamientos a pie: pasar del 34,35 % al 35,27 % (+7,5 % de cuota modal).
  • Desplazamientos en transporte público: pasar del 37,33 % al 41,25 % (+15,7 % de cuota modal).
  • Desplazamientos en bicicleta: pasar del 2,28 % al 5 % (+129,4 % de cuota modal).
  • Desplazamientos en vehículo privado: pasar del 26,04 % al 18,48 % (-25,6 % cuota modal).

Con este nuevo reparto modal, un 81,52 % de los desplazamientos se harían a pie, con transporte público o con bicicleta, y se alcanzaría así la cifra más alta de etapas realizadas con medios sostenibles.

Para conseguirlo, se concretan un total de 60 líneas de actuación, con más de 300 medidas específicas para llevar a cabo en los próximos años, que básicamente se centran en lo siguiente:

  • Favorecer los desplazamientos con medios sostenibles.
  • Reducir los desplazamientos ineficientes o contaminantes.
  • Regular y mejorar la eficiencia de la movilidad esencial.

El PMU sitúa al peatón como base de la movilidad y pone énfasis en medidas de transporte público, distribución urbana de mercancías y regulación del aparcamiento en superficie.

Vista la excepcionalidad que se está viviendo con la COVID-19, el Ayuntamiento de Barcelona efectuará una revisión dentro de un año de la situación de la movilidad en la ciudad con el fin de evaluar si se deben ajustar las medidas.

Consultad el documento completo (en catalán)

Acciones destacadas

  • Eliminar progresivamente aparcamientos de motos y carriles bici en la acera.
  • Añadir 32 kilómetros de calles para peatones.
  • Mejorar la vigilancia y control de la disciplina en las aceras.
  • Instalar ascensores y escaleras mecánicas accesibles en el espacio público.
  • Eliminar todos los obstáculos en los espacios destinados a peatones (postes, armarios, etc.).
  • Restringir y reducir la movilidad rodada en los entornos de centros escolares, sobre todo en los horarios de entrada y salida de la escuela.
  • Mejorar la eficiencia de la red de bus, racionalizando los recursos según la demanda de cada línea y revisando los trayectos.
  • Analizar la red de fin de semana para ofrecer un mejor servicio al cliente en función de sus desplazamientos.
  • Añadir 67 kilómetros de carril bus.
  • Elaborar una propuesta de ordenación de autobuses supramunicipales y de creación de estaciones de autobuses.
  • Impulsar el park-and-ride con conexión al transporte público en origen.
  • Analizar la transformación de las líneas de bus de barrio en bus a demanda. 
  • Completar líneas enteras con buses de cero emisiones.
  • Implantar el plan de mejora de la oferta de metro ampliando la frecuencia de paso.
  • Priorizar e impulsar actuaciones críticas del plan de cercanías.
  • Desarrollar una aplicación pública del taxi, o estudiar el sistema de microparadas de forma generalizada.
  • Incrementar la red actual de carriles bici en un 40 %.
  • Incluir un carril de máximo 30 km/h en las calles de tres o más carriles de circulación, para fomentar la compatibilidad con la bicicleta.
  • Estudiar la ampliación del número de bicicletas eléctricas del Bicing en función de la demanda, o desarrollar el plan estratégico de aparcamiento seguro de bicicletas en la ciudad.
  • Estudiar la modulación del tiempo de estacionamiento en el área DUM en función del tipo de actividad de distribución que se realice.
  • Impulsar la implantación de microplataformas logísticas de distribución de última milla, como mínimo una en cada distrito de la ciudad.
  • Promover la carga y descarga nocturna con vehículos silenciosos.
  • Potenciar el sistema de consignas o click & collect (alternativas para reducir las entregas a domicilio). 
  • Estudiar y promover medidas tarifarias y/o fiscales para reducir el impacto ambiental de la DUM (“tasa de última milla”, “tasa e-commerce”). 
  • Analizar la siniestralidad en el ámbito DUM y promover medidas para minimizarla.
  • Intensificar las actuaciones sobre las zonas de concentración y puntos de riesgo de siniestros. 
  • Implantar la velocidad de 30 km/h en toda la ciudad (excepto en las vías de conectividad).
  • Fomentar y priorizar el uso de vehículos más sostenibles y menos ruidosos, preferentemente eléctricos y alternativamente GLP o GNC.
  • Alcanzar un 80 % de la flota municipal eléctrica en el 2024.
  • Incrementar los puntos de recarga para vehículos eléctricos (60 puntos de recarga rápida).
  • Desarrollar e implementar la Estrategia de aparcamiento de la ciudad.
  • Extender la regulación del AREA a toda la ciudad hasta alcanzar el 90 % de las plazas reguladas en la calzada.
  • Potenciar una red de aparcamientos con servicios a la movilidad más diversificados (bicicletas, motos, DUM, vehículo eléctrico y vehículo compartido).
  • Extender los servicios de vehículos compartidos al ámbito metropolitano (turismos, motos y bicicletas), con la respectiva ampliación de licencias.
  • Implementar la incorporación de sistemas automáticos de control de la indisciplina vial (radar, radar pedagógico, radares de tramo, sistemas de foto en rojo, cámaras, etc.).
  • Introducir la videodenuncia en los buses con el fin de identificar y multar los vehículos que cometan infracciones en las paradas y en los carriles bus.
81,5%

El PMU 2024 propone un nuevo reparto modal en que más del 80% de los desplazamientos se harán a pie, en transporte público o en bicicleta.