El pago del billete sencillo con tarjeta bancaria se extiende a 17 líneas de bus

19/10/2021 - 12:13

Movilidad y transportes. Continúa la instalación de las validadoras EMV, aptas también para teléfonos y relojes inteligentes, en toda la flota de buses de TMB.

Estas 17 líneas suman unos 160 vehículos y transportan a unos 80.000 pasajeros diarios. Se trata de las líneas D40, V7, V9, V11, 13, 21, 23, 65, 70, 79, 91, 107, 115, 125 y 165, que se suman a las iniciales V3 y 46, las cuales fueron las primeras en la prueba piloto iniciada el pasado mayo.

El pago y validación del billete sencillo de autobús con tarjeta bancaria está disponible desde este mes de octubre en 17 líneas de buses.

De este modo, aparte de la V3 y la 46, donde empezó a implantarse el sistema como prueba piloto el pasado mayo, ahora las validadoras EMV (Europay Mastercard Visa) se pueden encontrar también en las líneas D40, V7, V9, V11, 13, 21, 23, 65, 70, 79, 91, 107, 115, 125 y 165. Estas 17 líneas suman unos 160 vehículos y transportan a unos 80.000 pasajeros diarios.

En otras cocheras hay también autobuses con equipos de validación con tarjeta bancaria montados, que suman unos 400, y continúa la instalación en el resto de vehículos, con la previsión de que se complete la disponibilidad en toda la flota regular de TMB (más de 1.000 vehículos) el próximo diciembre.

¿Cómo funciona?

El sistema admite pagos con tarjetas de débito y de crédito de las principales marcas, así como con los dispositivos móviles en los que puedan estar integradas, como teléfonos y relojes inteligentes.

En el momento de subir al autobús hay que acercar la tarjeta o el dispositivo al lector —situado junto al habitáculo del puesto de conducción—, que capta los datos y gestiona la compra del billete sencillo a través de la pasarela de pago.

La transacción electrónica es, a su vez, la prueba de que se dispone de título válido en caso de una inspección de billetes, ya que el terminal de inspección tiene acceso a este, de modo que no es necesario obtener el tique.

Más facilidad de acceso

El pago con tarjeta bancaria supone dar más facilidades para el acceso al autobús a las personas que son usuarias habituales y para aquellas que suben sin una tarjeta o abono integrado y tienen que comprar a bordo el billete sencillo.

Así, cualquier persona puede viajar con su tarjeta de crédito o débito, emitida por cualquier banco del mundo, sin tener que hacer gestiones previas.

Con este nuevo sistema se elimina, asimismo, la manipulación de efectivo y se consigue agilizar el servicio con unos tiempos de detención más breve en las paradas.

TMB y la Autoridad del Transporte Metropolitano (ATM) impulsan este proyecto, que supone un paso importante en la digitalización del transporte público y proporciona una alternativa fácil y práctica a los pagos en efectivo a bordo de los vehículos.

Fuente: TMB.