La Escuela de los Encants invade la calle de Cartagena

16/12/2015 - 17:09

Urbanismo. Los alumnos exploran el espacio para transformarlo provisionalmente a su gusto.

Los alumnos exploran el espacio para transformarlo provisionalmente a su gusto. El tramo comprendido entre la avenida Diagonal y la calle del Consell de Cent, junto a la escuela, formará parte del gran parque de las Glòries y, hasta entonces, la comunidad educativa es partícipe de la adecuación provisional del espacio.

Los alumnos de la Escuela de los Encants, ubicada en los alrededores de la plaza de las Glòries, están inmersos en un proceso de transformación urbanística. Son los encargados de plantear una transformación para la calle de Cartagena, en el tramo comprendido entre la avenida Diagonal y la calle del Consell de Cent, que ha sido cortado al tráfico y se llena a menudo de coches estacionados.

El espacio formará parte del gran parque de las Glòries y, hasta que empiecen los trabajos definitivos, la comunidad educativa de la escuela es parte activa de su adecuación provisional. La experiencia ha empezado con una semana en la que los alumnos han hecho suya la calle. Han tomado medidas, han descubierto qué hay y qué falta y han ideado juegos que demuestran que la calle puede ser un espacio idóneo para jugar y correr.

“Nos plantearon la opción de hacer una calle más viva y en la escuela nos pareció una muy buena idea”, asegura Inma Serrano, secretaria y maestra de la Escuela dels Encants. “Los niños quieren un espacio para jugar, pasear tranquilamente y compartir con los demás“, concluye. Uno de los alumnos, Mario Anthonysz, explica: “Estamos pensando qué hacer en esta calle, quizás poner un tobogán, una caseta de madera, un huerto grande, columpios o tirolinas. Queremos como un parque para la escuela.”

Una transformación de todos y para todos

En el proyecto de renovación urbanística de las Glòries y de creación de una gran zona verde, la comunidad está siendo partícipe. El equipo de arquitectos ha propuesto a las escuelas y a los vecinos que elaboren experiencias artísticas y lúdicas, con intervenciones de bajo coste pero que cambien de manera sustancial la imagen de la calle.

Para Rosa López, arquitecta coordinadora de las Glòries, esta implicación ciudadana “es el embrión de lo que será el gran parque de las Glòries y de todas las actividades que tendrán cabida en él, para que podamos empezar a ver los espacios desde esta nueva perspectiva”.