Se suele decir que “el que no corre, vuela”. Pero nosotros queremos recordar que, además, en Barcelona, "el que no corre, mola". En los desplazamientos por la ciudad es importante reducir las prisas, el estrés, el mal humor. Porque así ganamos en seguridad y convivencia. Somos muchas personas y cada una de nosotras nos desplazamos de una forma diferente, y queremos conseguir que “no tener que correr” y prestar atención a los demás sea el modelo de actitud a seguir.

Moverse por la ciudad es un derecho de todo el mundo. Y hacerlo con seguridad, también. Por eso, convertir Barcelona en una ciudad más amable y segura es una de las prioridades del Gobierno municipal.

Más del 90 % de los heridos graves en accidentes de tráfico forman parte de los colectivos más vulnerables en la vía pública: motoristas, peatones, ciclistas y personas que conducen vehículos de movilidad personal a motor, como los patinetes eléctricos.

Ante esta situación, el Ayuntamiento de Barcelona trabaja con el objetivo de actuar sobre los diversos factores que intervienen en la seguridad vial para reducir la siniestralidad a cero. Al mismo tiempo, apela a la corresponsabilidad de toda la ciudadanía que se desplaza en diversos medios en la ciudad, a fin de mejorar la movilidad y seguridad de todas las personas.

Aquí te explicamos cómo cada uno de nosotros puede contribuir a unos desplazamientos más seguros, tanto para nosotros mismos como para el resto de personas usuarias del espacio público.

Y tú, ¿cómo te mueves?

  • Hazlo siempre por la acera. 
  • Respeta los semáforos.
  • Cruza siempre por el paso de peatones.
  • En los pasos de peatones sin semáforos, debes tener más precaución.
  • Presta especial atención a los vehículos que giran en las intersecciones.
  • No andes ni te detengas en los carriles bici. Y para cruzarlos, hazlo siempre por aquellas zonas en las que se especifica tu prioridad.
  • Presta atención a los semáforos y la señalización y respeta los pasos de peatones.
  • En los pasos de peatones sin semáforos, debes tener más precaución.
  • Incorpora los elementos de seguridad (timbre, luces y reflectores si circulas de noche). Se recomienda el uso del casco. I recuerda que es obligatorio para los menores de 16 años.
  • Circula por las calzadas, los carriles bici, por zonas 30 o por las zonas especialmente habilitadas. Solo cuando no haya, podrás circular por las aceras si miden 5 metros o más y disponen de 3 metros de espacio libre.
  • No cargues objetos que puedan dificultar las maniobras o reducir la visión de otros vehículos.
  • No utilices el teléfono móvil mientras conduces ni circules con auriculares conectados a aparatos receptores o reproductores de sonido.
  • No pedalees sin las manos en el manillar ni circules haciendo zigzag o agarrándote a otros vehículos en marcha.
  • Estaciona tu bicicleta preferentemente en los anclajes o los aparcamientos subterráneos destinados a este vehículo.
  • Cuando compartas espacio con vehículos motorizados

  • Indica con anterioridad las maniobras de adelantamiento o cambio de dirección y siempre que sea posible establece contacto visual con las personas conductoras de vehículos motorizados.
  • Circula preferentemente por los carriles más próximos a las aceras. Puedes ocupar la parte central para más seguridad.
  • No circules por el carril bus, si no está expresamente permitido y señalizado.
  • Cuando compartas espacio con peatones

  • Cuando circules por zonas peatonales, respeta su prioridad, adecua la velocidad a su paso y no hagas ninguna maniobra que afecte negativamente su seguridad. El peatón es el colectivo más vulnerable. 
  • Cuando circules por zonas peatonales, evita circular a menos de 1 metro de las fachadas y extrema la atención ante peatones que puedan incorporarse a la acera desde los edificios. Si hay aglomeraciones de peatones, baja de la bicicleta y anda.
  • Solo puedes circular en ambos sentidos de la marcha en calles de peatones y residenciales de velocidad máxima de 20 km/h, y cuando tengan plataforma única, excepto si hay señalización específica que lo prohíba.
  • Reduce la velocidad cuando cruces un paso de peatones para evitar situaciones de conflicto.
  • Cuando circules por parques públicos, debes respetar la preferencia de los peatones, así como el patrimonio natural y el mobiliario urbano.

Más información.

No puedes, en ningún caso, circular ni por las aceras ni por otras zonas peatonales. Las vías por donde sí puedes desplazarte son las siguientes:

  • Carril bici en la calzada, a un máximo de 25 km/h, con la obligación de reducir la velocidad en los pasos de peatones.
  • Carril bici en la acera, a un máximo de 10 km/h.
  • Calles de plataforma única, a un máximo de 20 km/h, y zonas peatonales, a un máximo de 10 km/h, solo si se permite específicamente el paso de vehículos.
  • Calzada zona 30 a un máximo de 25 km/h.
  • Parques, a un máximo de 10 km/h.

Y recuerda:

  • Maniobra de forma segura, sin realizar acciones que puedan poner en riesgo la seguridad de las personas, incluidas las de los demás vehículos que circulen por la misma vía.
  • Se recomienda el uso del casco. La edad mínima permitida para conducir un vehículo de movilidad personal es de 16 años.
  • Evita las distracciones. No mires el móvil ni manipules otros dispositivos electrónicos mientras conduces.
  • Debes reducir la velocidad y extremar las precauciones cuando cruces un paso de peatones para evitar situaciones de conflicto.
  • No puedes atar el vehículo a árboles, semáforos, bancos y otros elementos de mobiliario urbano cuando se pueda ver afectada su funcionalidad o destinación; tampoco puedes estacionar delante de zonas de carga y descarga, en lugares reservados a otros usuarios, en servicios o zonas de estacionamiento prohibido, salidas de emergencia, hospitales, clínicas, ambulatorios o zonas de servicio de Bicing.

Más información.

  • Adecua la velocidad a la vía. Recordamos que más de la mitad de las calles de la ciudad tienen un máximo de velocidad de 30 km/h.
  • Señaliza siempre los cambios de carril y comprueba los puntos muertos de visibilidad antes de girar.
  • Debes ir especialmente alerta con las motos, los vehículos más vulnerables con los que compartes espacio y velocidad.
  • No ocupes los espacios de peatones y ten máxima precaución al salir o entrar en los lugares de estacionamiento.
  • Está prohibido invadir los carriles bici y el carril bus. No te detengas en doble fila, ni en los carriles bici ni en los carriles bus. Detente siempre en las plazas habilitadas y, si no encuentras, en los aparcamientos subterráneos. Tampoco te pares en las zonas peatonales pintadas en la calzada. Pones en peligro a los más vulnerables.

Cuando compartas espacio con bicicletas o vehículos de movilidad personal

  • No puedes hacer maniobras de acoso que, al no respetar las distancias de seguridad, al hacer luces o utilizar el claxon, constituyan un intento de modificar la trayectoria o marcha dentro del carril o impliquen un riesgo para la seguridad de las personas conductoras de bicicletas y vehículos de movilidad personal. 
  • Debes mantener, circulando por detrás, una distancia de seguridad respecto de la bicicleta de, como mínimo, 3 metros.
  • Cuando los adelantes, debes hacerlo ocupando el otro carril de circulación contiguo en el mismo sentido de la marcha y respetando una distancia de seguridad lateral mínima de 1,5 metros.
  • En las calles de un solo carril no se puede avanzar a la bicicleta ni al vehículo de movilidad personal.
  • No puedes circular, parar ni estacionar en los carriles bici, vías ciclistas y zonas de reserva de estacionamiento de bicicletas.
  • Debes tener en cuenta que la circulación por el carril bici da prioridad de paso a las bicicletas respecto a los vehículos a motor, y también cuando los vehículos a motor hagan, en las calzadas, maniobras de giro a derecha e izquierda y corten el sentido de la marcha a las bicicletas o vehículos de movilidad personal. En algunas intersecciones, la alfombra roja marca esta preferencia de paso.
  • Adecua la velocidad a la vía. Recordamos que más de la mitad de las calles de la ciudad tienen un máximo de velocidad de 30 km/h.
  • Ve con cuidado en los giros y los cambios de carriles, señalizando siempre las maniobras y sin zigzaguear entre los vehículos.
  • Lleva siempre el casco abrochado, homologado, del tamaño adecuado y protecciones adicionales.
  • Nunca circules por las aceras. Está prohibido acceder a aceras, andenes y paseos con la moto en marcha. El acceso debe realizarse con el motor parado y sin ocupar el asiento. Únicamente se podrá utilizar la fuerza del motor para salvar los desniveles de la acera, sin acceder por los pasos de peatones.
  • Está prohibido invadir los carriles bici y el carril bus.
  • Estaciona en las plazas habilitadas en la calzada y en los aparcamientos subterráneos. Cuando no haya la posibilidad de aparcar en la calzada y siempre que no haya una señalización específica que lo prohíba, puedes aparcar en la acera:
    • Si la acera mide entre 3 y 6 metros de ancho, se puede aparcar en paralelo a la acera (a un mínimo de 0,5 metros del límite del bordillo) y entre los alcorques, sin obstaculizar el paso de salidas de aparcamientos, papeleras y contenedores, y a un mínimo de 2 metros de los pasos de peatones y las paradas de autobús. Y dejando 3 metros libres de paso para los peatones.
    • Si la acera mide más de 6 metros, se puede aparcar en semibatería, siempre y cuando haya más de 3 metros libres de paso.

Cuando compartas espacio con bicicletas o vehículos de movilidad personal

  • No puedes hacer maniobras de acoso que, al no respetar las distancias de seguridad, al hacer luces o utilizar el claxon, constituyan un intento de modificar la trayectoria o marcha dentro del carril o impliquen un riesgo para su seguridad.
  • Debes mantener, circulando por detrás, una distancia de seguridad respecto de la bicicleta de, como mínimo, 3 metros.
  • Cuando adelantes a un ciclista, debes hacerlo ocupando el otro carril de circulación contiguo en el mismo sentido de la marcha y respetando una distancia de seguridad lateral mínima de 1,5 metros.
  • En las calles de un solo carril no se puede adelantarlos.
  • No puedes circular, parar ni estacionar en los carriles bici, vías ciclistas y zonas de reserva de estacionamiento de bicicletas.
  • Debes tener en cuenta que la circulación por el carril bici da prioridad de paso a las bicicletas respecto a los vehículos a motor, y también cuando los vehículos a motor hagan, en las calzadas, maniobras de giro a derecha e izquierda y corten el sentido de la marcha a las personas que van en bicicleta o vehículo de movilidad personal. En algunas intersecciones, la alfombra roja marca esta preferencia de paso.

Más información.