Fomento de los desplazamientos en bicicleta

Uno de los vehículos clave para desplazamientos de corta o media distancia en Barcelona es la bicicleta.

La bicicleta es una manera alternativa de moverse en el día a día y el medio de transporte más eficiente desde un punto de vista energético.

Además, en el contexto de la crisis provocada por la COVID-19, la bicicleta es esencial, ya que no contamina y no ocupa espacio, a la vez que minimiza el contacto entre personas y permite mantener las distancias de seguridad.

Actualmente, este medio de transporte dispone de más de 200 kilómetros de carriles bici y cerca de 800 kilómetros de calles pacificadas; no obstante, se prevén toda una serie de medidas para fomentar aún más su uso.

¿Qué hacemos?

En la primera fase, se crearon 21 nuevos kilómetros de vías ciclables. Los nuevos carriles para la circulación de la bicicleta en la ciudad implican la reducción de carriles de tráfico, internos y de conexión metropolitana.

¿Dónde se han hecho?

En la calle de la Creu Coberta - carretera de Sants (de plaza de Espanya a riera Blanca); calle de València (entre calle de Tarragona y avenida Meridiana); calle de la Indústria (entre avenida de Gaudí y calle de Bailèn); Gran Via de les Corts Catalanes (entre calle de Aribau y Paseo de Gràcia); Vía Augusta (avenida Diagonal - plaza de Molina); calle de Los Castillejos (de avenida Diagonal a travessera de Gràcia); calle de Roger de Llúria (de plaza de Urquinaona a avenida Diagonal); calle de Pau Claris (de plaza de Urquinaona a avenida Diagonal); avenida Meridiana (de Fabra i Puig a avenida de Rio de Janeiro) i paseo de Santa Coloma.

En la segunda fase, se llevarán a cabo medidas que se sumarán a los nuevos ejes y carriles ya implementados hasta ahora para mejorar la infraestructura ciclista de la ciudad y fomentar, todavía más, la movilidad en bicicleta.

Este paquete de medidas prevé crear dos ejes nuevos. En total, se sumarán 8 kilómetros a la red de carriles bici.

  • Calle de Aragó (entre avenida Meridiana y calle de Tarragona): se creará un nuevo carril bici unidireccional en el lado mar, que sustituirá un carril de circulación. Serán 4,8 kilómetros nuevos que permitirán atravesar todo L’Eixample.
  • Paseo de la Zona Franca (entre plaza de Cerdà y calle de Motors): se habilitarán nuevos carriles bici unidireccionales en los dos lados, con un total de 3,2 kilómetros nuevos (1,6 por sentido).

Después de la pausa generada por la COVID-19, el servicio del Bicing se activó nuevamente (el 23 de abril) y lo hizo con 57 estaciones nuevas ya operativas (ahora ya superan las 70) y con medidas preventivas sanitarias para las personas usuarias y el personal que mantiene el servicio.

A partir de ahora, las personas usuarias tienen que tener en cuenta la normativa siguiente para utilizarlo:

  • Lavarse bien las manos, con gel hidroalcohólico o con agua y jabón, antes y después de cada trayecto, para evitar un hipotético contagio indirecto.
  • Utilizar mascarilla.
  • Utilizar guantes, que se tendrán que tirar cuando se deje la bicicleta.
  • Mantener 2 metros de distancia con los otros ciclistas y personas que circulen por la misma vía.
  • Evitar tocarse la cara durante el trayecto.
  • Taparse la boca con el antebrazo en caso de estornudar o toser.

Además, es conveniente utilizar la aplicación de Bicing para retirar y anclar bicicletas directamente desde el teléfono móvil.

Reforzar el respeto a la movilidad ciclista en las calles de zona 30.

Se indica el carácter preferente de la bicicleta en estas vías y se refuerza con una campaña de sensibilización para fomentar el respeto de los vehículos motorizados hacia los ciclistas que circulen por ellas.

Repartir las licencias definitivas para operadores de bikesharing i motosharing (bicicleta y motocicleta multiusuario).

El objetivo es facilitar el vehículo compartido pero de uso individual de bicicletas y motos eléctricas, que se engloban dentro de la movilidad sostenible.