El Goethe Institut organiza en el Museu Etnològic unas jornadas dedicadas a las huellas del colonialismo

¿Qué elementos que recuerdan el pasado colonial se conservan en ciudades como Barcelona? ¿Qué habría que hacer con ellos? Son solo algunas de las preguntas que se plantearán durante unas jornadas de trabajo que organiza del 23 al 25 de octubre el Goethe Institut y que tienen como escenario las dependencias de la calle de Montcada del Museu Etnològic i de Cultures del Món de Barcelona.

Las jornadas que plantea el Goethe Institut encajan perfectamente con la línea de exposiciones y programas de investigación que impulsa, bajo el título genérico de Memorias incómodas, el propio Museu Etnològic i de Cultures del Món. El centro ha propuesto en diversas ocasiones en los últimos años iniciativas dirigidas a explorar la historia colonial de España en la ciudad de Barcelona. Se trata de presentar, desde una perspectiva autocrítica, la relación entre Barcelona y las colonias que tuvo España en otros tiempos. Ikunde. Barcelona, metrópolis colonial, e Ifni. La mili africana de los catalanes son dos de las exposiciones dedicadas al tema que ha organizado el museo.

Igual que Barcelona, distintas ciudades italianas, francesas, belgas o portuguesas se preguntan hoy cómo tratar los vestigios de su pasado colonial. En muchas de estas ciudades, como Barcelona, tiene presencia el Goethe Institut, que intenta con una serie de iniciativas culturales hacer patente el pasado colonial que compartían estos países, pues todos tuvieron colonias en África.

Por eso organizan un encuentro en la cual, durante dos días, hablarán del tema con expertos en colonialismo, entre otras materias. La inauguración tendrá lugar en el Born Centre de Cultura i Memòria el miércoles, 23 de octubre.

El día siguiente, jueves, 24 de octubre, las dependencias de la calle de Montcada del museo acogerán la primera jornada del encuentro, presentada por Josep Fornés, director del centro. Talleres y rutas por los vestigios coloniales de la ciudad a cargo de antropólogos del prestigio de Gustavo Nerín que forman parte de la programación.

Durante la jornada del jueves y la de viernes, cuando se cerrará la cita, se debatirá cómo deberían tratar las ciudades modernas las huellas de su pasado colonial. ¿Habría que eliminarlos? ¿Quizás contextualizarlos? También, sin embargo, se debatirá de qué manera los artistas pueden actuar sobre estos vestigios y huellas, interviniéndolos y suscitando reflexiones sobre el tema. Es lo que hace por ejemplo, la pareja artística formada por Txalo Toloza y Laida Azkona, que son residentes del Museu Etnològic i de Cultures del Món, donde trabajan a menudo en proyectos relacionados con el colonialismo. Ellos ofrecerán una performance relacionada con el tema que será una de las últimas citas de las jornadas antes de la charla en la cual se presentarán las conclusiones del encuentro.