Reserva visitable

Reserva visitable

La reserva visitable está dispuesta en un área perimetral, rodeando los espacios dedicados a la reserva interna, la biblioteca y el centro de documentación. Se trata de un total de 46 vitrinas de 3,60 metros de altura que alojan materiales procedentes de los cinco continentes, ilustrando la diversidad de piezas del ámbito catalán y de otras culturas que forman parte del patrimonio custodiado por el museo.

En este espacio se hace patente la riqueza del patrimonio procedente de todo el mundo que conserva el Museu. Esta riqueza se traduce también en la diversidad de materiales de que dispone el centro y que ejemplifica todo un conjunto de propuestas o soluciones museográficas.

Los materiales se distribuyen en función de unos parámetros basados en la conservación preventiva, para asegurar su conservación de los factores de deterioro.

La disposición de las vitrinas, muy irregular y geométrica, a la manera de una retícula que envuelve todo el perímetro, presenta un juego con color y texturas a partir del fondo objetual. 

Vitrines de la sala de reservaVitrines de la sala de reserva