Plantas de Navidad

1/1

Acebo (Ilex aquifolium)

De frutos redondos y rojos y puntiagudas y elegantes hojas, el acebo se ha convertido en la planta por excelencia de las Navidades y la preferida para los adornos y decoraciones de estas fechas.

Para los celtas, el acebo daba buena suerte y prosperidad, y por eso lo utilizaban cuando llegaba el solsticio de invierno. Para los druidas, era una planta sagrada y también lo era para los antiguos romanos, que la asociaban al dios Saturno. Lo cierto es que sus hojas perennes remiten a la vida eterna.

Actualmente, el acebo es una especie protegida y solo se permite la venta de los especímenes de cultivo controlado.

1/1

Ponsetia o flor de Navidad (Euphorbia pulcherrima)

Esta planta originaria de México se ha hecho un lugar en la decoración interior navideña gracias a sus flores de un color rojo intenso, que florecen en invierno, y a las hojas verde oscuro.

De hecho, para que la ponsetia florezca, es esencial que no le dé la luz del sol durante más de doce horas seguidas; por eso es una planta perfecta para estas fechas.

1/1

Muérdago (Viscum album)

Como en el caso del acebo, al muérdago también se lo ha relacionado con la buena suerte y se considera una especie de amuleto; ahora bien, hay que regalarlo para que mantenga sus propiedades bienhechoras.

Se suele poner sobre la puerta de entrada, para asustar a los malos espíritus, si bien también puede ponerse en los marcos de las puertas o en el techo. También se dice que si una pareja se encuentra bajo el muérdago por casualidad tiene que besarse y de esta manera se asegurará el amor y la felicidad.

El muérdago tiene que quemarse cada año y sustituirlo por otro nuevo, que también haya sido regalado.

Comparte este contenido