Pasar al contenido principal

Plan de acción

Inmersos en un contexto global difícil, en el que confluyen elementos que combinan complejidad y una cierta inestabilidad, la ciudad de Barcelona sigue transmitiendo certezas y oportunidades.

Actuamos de acuerdo con lo que se espera de una ciudad líder y global de la categoría de Barcelona. El Ayuntamiento de Barcelona tiene un plan: el despliegue de una batería de medidas que tienen como objetivo la regeneración del tejido económico y social y la aceleración económica de Barcelona.

En el marco de las circunstancias excepcionales y de la crisis económica derivada de la COVID-19 y su afectación en el municipio de Barcelona, desde el Ayuntamiento de Barcelona estamos iniciando un proyecto de recuperación económica a partir de siete objetivos estratégicos:

  • Nuevos modelos para hacer de Barcelona una ciudad más resiliente
  • Mantener y fortalecer el tejido empresarial de la ciudad
  • Proteger el trabajo y fomentar el empleo
  • Fomentar de manera prioritaria el consumo local
  • Proteger y relanzar la reputación internacional de la ciudad
  • Abrir Barcelona al talento, a las inversiones y a los visitantes
  • Definir soluciones transformadoras con visión metropolitana

ÁMBITOS DE ACTUACIÓN

Con el fin de alcanzar estos objetivos, se llevarán a cabo una serie de medidas que se engloban en los siguientes ámbitos de actuación:

  • Subvenciones, ayudas y financiación

Se activarán medidas a disposición de las empresas, con el objetivo de aumentar la liquidez y evitar daños en el tejido productivo debido a tensiones en tesorería. Al mismo tiempo, se activarán mecanismos financieros para garantizar la estabilidad durante el periodo de recuperación.

  • Formación y asesoramiento

Se buscará aumentar la capacitación, tanto de trabajadores como de empresas, de modo que la mejora competitiva sea un acelerador de la recuperación económica. Se mantendrá el foco social para minimizar el impacto en colectivos vulnerables.

  • Promoción, comunicación y conectividad

Se impulsarán campañas para restablecer la reputación de Barcelona de cara a reactivar el turismo y transmitir confianza a los ciudadanos para reactivar el consumo. Se articularán acontecimientos nuevos que dinamicen la vida en la ciudad.

  • Herramientas de desarrollo económico

Se establecerán nuevas herramientas que permitan la creación de sinergias entre el tejido empresarial y socioeconómico de la ciudad, de modo que se favorezca el crecimiento orgánico. Se crearán planes de desarrollo específicos.

  • Canvis normatius i administratius

Se adaptarán las diferentes normativas, los procesos administrativos y la prestación de servicio a la ciudadanía y las empresas, con el objetivo de simplificar y flexibilizar ciertos trámites a fin de que la reactivación económica sea más ágil.

FASES PARA LA RECUPERACIÓN ECONÓMICA

El consistorio se ha fijado como línea estratégica situar Barcelona como motor de la recuperación económica del conjunto del país y establecer medidas encaminadas a la preservación del empleo. Las medidas de activación se pondrán en marcha ordenadamente, respondiendo a las siguientes fases:

 

Plan de choque
0-3 meses
Medidas de emergencia para frenar la caída en seco (ayudas a autónomos, subvenciones a alquileres comerciales, ampliación de terrazas).
Resiliencia
3-6 meses
Medidas para empezar a incentivar el crecimiento, de la manera más rápida posible (reapertura de fronteras, inicio de actividades congresuales, temporada de verano, actualización de formaciones).
Recuperación
6-12 meses
Reanudación progresiva de la economía para alcanzar niveles anteriores a la crisis (promoción internacional, campaña de Navidad, MWC, Semana Santa 2021, capital mundial de la alimentación 2021).
Reinvención
12 meses
Nuevas estrategias para repensar ciertos sectores y apuestas por la nueva economía para volver a impulsar el crecimiento de la ciudad (verano 2021).
Ir al inicio